Fuerte caída de los bonos por las dudas sobre el canje de deuda

0
661

cotizacion-dolar-euro-bcra

Los bonos se desplomaron ayer hasta 4,5% y el Banco Central (BCRA) se vio forzado a salir a controlar la cotización del dólar sacrificando reservas, por primera vez desde que Mercedes Marcó del Pont asumió en esa entidad en reemplazo del despedido Martín Redrado. Todo ocurrió al cabo de una jornada financiera enrarecida por el mal contexto externo (por las dudas sobre la solidez de la recuperación de la economía estadounidense) y las crecientes dudas sobre la continuidad de Amado Boudou en el Ministerio de Economía.

El impacto que esta versión tuvo sobre el valor de los títulos de la deuda es comprensible: para los inversores, Boudou es sinónimo de reapertura del canje y garantía temporal de pago, y su alejamiento implicaría que la operación está caída. Después de todo, fue uno de los autores intelectuales del Fondo del Bicentenario, creado sólo a los fines de llevarles absoluta tranquilidad sobre el cumplimiento del calendario de pagos que el país afronta, al menos durante este año.

La versión ganó credibilidad por el deslucido papel que jugó en las últimas semanas el funcionario (frente a la ascendente figura de Mercedes Marcó del Pont en el BCRA) y las crecientes dificultades que enfrenta el promocionado canje de la deuda que se mantiene impaga desde el default de comienzos de 2002. En el mercado siempre se supo que su suerte en el cargo estaba atada al avance de esta operación. De allí que, ahora que algunos analistas y operadores comienzan a juzgar la “caída”, los bonos (que habían aumentado su precio por las expectativas que abría un escenario de probable normalización financiera) lo paguen.

La paradoja es que la caída de precios que los títulos registraron ayer, reforzando una tendencia que lleva varias semanas, ayuda a reafirmar la idea de que la operación se va tornando inviable: no sólo le quita valor a la oferta argentina en ciernes (falta la aprobación de la Comisión de Valores de EE.UU., que ha planteado objeciones a la presentación oficial), sino que aumenta la tasa implícita de los bonos con cotización de mercado, que hacen las veces de referencia para una nueva operación.

La consecuencia es directa: si Economía persistiera en su idea de pedirles un aporte a quienes participen del canje mediante la colocación de un bono (en su momento se habló de US$ 1000 millones) a los precios actuales debería reconocerles una tasa superior al 15% en dólares, sólo comparable con la que en tiempos de Néstor Kirchner se le aceptó a Venezuela en una de las tantas operaciones de suscripción directa que el Gobierno usó para financiarse tras la ruptura de hecho con el FMI.

El clima que se creó obligó al BCRA a pulsear en el mercado cambiario por primera vez desde el recambio de autoridades para evitar que una escalada del dólar sumara “ruido” a la economía y consolidara la incipiente dolarización de ahorros y carteras de inversión, un día antes de que la presidenta Cristina Kirchner le pida apoyo al empresariado para evitar que una puja distributiva pueda poner en riesgo la recuperación, tras un 2009 complicado.
Del lado vendedor

Los agentes cambiarios coinciden en describir que la entidad se puso del lado vendedor cuando el precio del billete en el mercado mayorista llegó a $ 3,8720, lo que aseguraba un rápido traslado a las pizarras minoristas (que llegaron a marcar $ 3,89 para la venta en el momento más álgido del día), pero consiguió hacerlo retroceder hasta los $ 3,8580 tras desprenderse de unos US$ 70 millones. Pero si se suma la “ayuda” que recibió del Banco Nación, se concluye que las ventas oficiales fueron mayores.

A esa hora casi todas las bolsas del mundo estaban en rojo, pero la porteña ya peleaba por liderar el ajuste, los bonos no encontraban piso y el riesgo país volvía a dispararse (terminaría en 826 puntos, +41). El analista de la estadounidense RBS Securities, Boris Segura, desde Nueva York le explicó a la agencia Reuters las razones del trato diferencial: “El mercado cree que Boudou se está yendo. Si fuera así, se mostraría que el poder no acompaña la dinámica del canje ni le importan las consecuencias de posponer la operación”, dijo.

Boudou, por su parte, se había recluido en su despacho con sus colaboradores más íntimos y sus voceros aseguraban que seguía “trabajando como siempre”. Pero la danza de nombres sobre posibles sucesores había comenzado: la lista la encabezaban la actual ministra de Industria, Débora Giorgi (sus voceros se limitaron a decir: “No comentamos rumores”), y Diego Bossio, actual jefe de la Anses y unos de los economistas más consultados por la Presidenta.
4,28%

Cayó el Discount en pesos
* Ayer se desvalorizó de $ 88,80 a $ 85 para quedar en su menor valor desde comienzos de septiembre, cuando el Gobierno comenzó a hablar del canje.

826: Riesgo país

* Aumentó 41 puntos ayer por el castigo que sufrieron los títulos locales y alcanzó así su máximo valor en el año.

$ 3,8720: Dólar mayorista

* Llegó a ese valor en el momento más álgido de la rueda, antes de que el BCRA vendiera reservas y lo bajara a $ 3,8580.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here