Horacio Elizondo en la Empresaria

0
790


En el marco de Emprender 2011, que se realizará el 31 de mayo desde las 8.30hs, el reconocido arbitro argentino de trayectoria internacional, visitará la Asociación Empresaria de Rosario para formar parte de una serie de disertaciones. El evento, dirigido a los jóvenes.,es de ingreso libre y gratuito.

Como adelanto, “Compromiso Empresario” se puso en contacto con Elizondo y le hizo algunas preguntas respecto del tema de la charla “El mundo de las decisiones”:

¿Cuáles son las presiones propias que habitualmente conlleva la profesión del arbitraje? ¿Cuáles son la gran cantidad de estímulos externos que atentan contra su presión propia? ¿Propias y externas chocan a la hora de tomar decisiones?

Habría que partir de una aclaración, la presión es absolutamente interna, no proviene del exterior. Lo que si provienen del exterior y del interior, son los estímulos que atentan, ayudan, equilibran y controlan a la presión. Nosotros mismos somos los encargados de manejarla.

En el arbitraje no hay estímulos internos que no sean comunes a todas las demás personas. Los árbitros son personas, no nos olvidemos de esta premisa.

Hay una gran cantidad de estímulos externos que atentan contra la presión del árbitro. Por ejemplo, la prensa, el entorno, los jugadores, todo el espectro futbolístico. Pero estos estímulos son recurrentes habituales, por lo cual los árbitros están preparados para los mismos. También, cabe señalar, que hay una faltante de estímulos externos que contribuyan de manera positiva, ya que los árbitros no tienen hinchada; y por lo tanto, no son agasajados, ni felicitados; no existe una masa de gente apoyando sus decisiones.

El objetivo máximo de un árbitro, de todos los profesionales, de todos los que ejercen un oficio, de todas las personas, es: TOMAR DECISIONES.

A la hora de reflexionar sobre las decisiones a tomar ¿Cuáles son las condiciones tenidas en cuenta a la hora de medir sus implicancias

El árbitro, con el transcurrir del tiempo va adquiriendo experiencia, sumado al entrenamiento en el proceso de toma de decisiones; y luego, comienza a transformarse paulatinamente en un ser sumamente objetivo, equilibrando absolutamente su emociones (independientemente del resultado de la decisión). Aprende a estar extremadamente atento y concentrado en su tarea. Es, también, una tarea de importancia en este modelo de toma de decisiones.

Si sus decisiones, están acordes a las reglas de juego, serán exitosas y no generarán conflicto alguno (por más que se discutan). Ahora, si dichas decisiones no son exitosas, atravesará conflictos externos e internos. Pero a la hora de tomar decisiones, el árbitro se abstiene de todo marco y entorno. Justamente, para que el contexto futbolístico no se transforme en un condicionante.

Te esperamos en Emprender Rosario 2011 el próximo 31 de mayo! Inscribite ya en http://www.emprender.org.ar/rosario/

Dejar una respuesta