Motorola Atrix, un smartphone con alma de computadora

1
521

fpicone.jpg Por Federico Picone

Durante los próximos días voy a tener la suerte de probar el nuevo Motorola Atrix, uno de los últimos modelos de la empresa, que tiene la particularidad de ser el primer teléfono de última generación que llega a nuestra ciudad.

Claro que la pregunta del millón en estos casos es “qué tiene de bueno un teléfono nuevo?”, ya que es sabido por todos que el mercado de teléfonos celulares se encuentra saturado y es cada vez más difícil encontrar la necesidad de compra del consumidor, principalmente por no haber grandes diferentes entre uno u otro.

El as bajo la manga del Motorola Atrix son los accesorios, especialmente por disponer desde el vamos con un puñado de los mismos y no obligarnos a tener que comprarlos por separado. El primero y más importante es el Dock, que viene con tres puestos USB y una salida HDMI, lista para transformar al celular en una computadora, capaz de navegar en Internet, ejecutar aplicaciones Android y por supuesto personalizar el fono al extremo.


El segundo accesorio, que no viene incluido en el paquete, es el LapDock, una especie de laptop descerebrada que sólo funciona al conectarle el teléfono en la parte trasera, y que tiene la particularidad de ser bastante más económica que una común y corriente.

Todo esto, sumado al procesador de doble núcleo, el lector de huellas dactilares y la filmación y/o reproducción Full HD, hacen del Motorola Atrix un smartphone de última generación con todas las letras y un modelo ideal para estar a la vanguardia en tecnología.

Y todo sólo por $2000.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta