Publicidad todoterreno, en cajas de pizza y manijas de colectivos

0
1571

publipizza

Luego de más de diez años de trabajar en el área de Marketing de grandes corporaciones, Sebastián Múscari y Marcelo Cortigiani se arriesgaron a probar en un nuevo nicho y crearon Brand Plus, una empresa que explora espacios de publicidad no tradicional, como las cajas de pizza o las manijas de los interiores de los medios de transporte urbano.

“¿Qué tipo de agencia somos?”, se plantea Múscari. “La verdad es que no somos nada de lo que está en el mercado. No somos ni una agencia de marketing ni de comunicación ni una central de medios. Somos una agencia que desarrolla una nueva propuesta de comunicación”, se responde.

Estudiaron juntos marketing en la UCES y luego cada uno se desempeñó en la profesión: Cortigiani, en La Caja, y Múscari, en distintas empresas del rubro automotor. Siempre hablaban de hacer algo independiente ofreciendo servicios de marketing, pero recién hace unos pocos años se pusieron a analizar con más detalle el mercado para encontrar la necesidad del cliente. “Saltamos con mucha experiencia en el rubro, con buenas relaciones y mucho conocimiento de lo que quieren las marcas y los consumidores”, dice Cortigiani, de 38 años.

Brand Plus nació en 2008 como una empresa que intenta imponer nuevos formatos de comunicación y que, para asegurarse de que el mensaje de las grandes marcas llegue a la gente, comenzó utilizando las cajas de pizza como espacio de publicidad. La “Publipizza”, como plataforma de anuncios en esos cartones, fue la primera propuesta de la agencia, que empezó a consolidarse.

“Vendemos a los anunciantes la posibilidad de hacer publicidad en las cajas y coordinamos la distribución. Es un medio que permite segmentar, se puede realizar una campaña en un barrio o en una provincia. Todos los anunciantes con los que venimos trabajando son empresas líderes que destinan gran parte de su presupuesto a este formato”, explica Cortigiani.

Otro caballito de batalla dentro de lo que consideran la unidad de medios alternativos es la “Publimano”, publicidad en agarraderos de los medios de transporte públicos, que lanzaron a principios de 2010. Los socios vieron a los colectivos como un medio masivo en el cual los ciudadanos pasan, en promedio, 30 minutos diarios. “La fuerte exposición del mensaje logra que empiece a haber una relación directa entre la marca y el consumidor”, dice Múscari, de 35 años.

Como segunda unidad de negocio, explotan la comunicación a través del celular. Insisten en que para consolidar el “Mobile Marketing” y “Mobile Corporativo” primero deben educar a las marcas sobre el potencial que tiene este medio, aún inmaduro aquí.

Según el dúo, es una herramienta que resulta impulsiva para la gente y que atraviesa todas las clases sociales, pero a las empresas les cuesta entender cómo sumarlo a sus campañas.

La tercera pata del negocio es el “Brand Contenido”, en el que, por un lado, desarrollan acciones ad hoc para las firmas y, por el otro, explotan con exclusividad la figura de Mariano Closs. “Tenemos una relación comercial con Mariano; en sus contratos con los diferentes medios en que trabaja tiene derechos a explotar la publicidad dentro de sus programas. Entonces, les damos una vuelta más a los famosos chivos , que hoy llaman PNT. Salimos de lo tradicional y promocionamos a las marcas con acciones de Mobile Marketing , con secciones o columnas dentro de sus programas”, detalla Múscari.

Con una inversión inicial de 100.000 pesos en 2008, proyectan para 2010 facturar más de un millón de pesos gracias a los medios afianzados y otros que esperan incorporar.

El salto a lo independiente
“Con Brand Plus decidimos pasar del otro lado. Después de años del lado de las marcas, vimos que había una necesidad en el mercado de comunicar algo diferente, de mostrarse distinto con los productos que uno tiene. Por eso, nuestra particularidad es que antes de ser agencia fuimos clientes; entendemos a la persona que está sentada en el escritorio del marketing y la publicidad, sabemos qué necesita”, destaca Múscari.

Ambos aseguran que se complementan en el trabajo. Coglianiti dice que él “es mucho más de marketing”, y su compañero, “más de comunicación. Siempre tuvimos muy en claro que para hacerlo tenía que ser en serio y a full , que había que arriesgar y sacarle un poco el miedo a la seguridad que te dan las grandes corporaciones”.

Consideran que muchas de sus propuestas son una apuesta a plazo muy largo. Aún así, siguen sumando ideas y, sin entrar en detalles, adelantan que tienen dos proyectos que esperan lanzar antes de fin de año.

Fuente | La Nación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here