Vegetales y especias en tubos para condimentar sin químicos

0
705

vegetales-y-especies-quinto-zalla

Cansadas del poco espacio para innovar que les brindaban sus empleos y sorprendidas por el abuso de sustancias artificiales que veían en el mercado, dos técnicas en alimentos se abrieron un camino propio y crearon Quinto Zalla, una empresa que combina verduras y especias sin aditivos ni conservantes para saborizar las comidas en pocos minutos y en forma natural.

Mercedes Iribarne y Cecilia Elortondo, ambas de 27 años, son las promotoras de la compañía, que abrió sus puertas en marzo del año pasado y ya está presente en las góndolas de Carrefour, Dino, Falabella y Jumbo, y en locales gourmet.

Cuando se les pregunta cómo llegaron a negociar con las grandes cadenas en tan poco tiempo, la respuesta es una: “Levantamos el teléfono y llamamos. Nos mandamos sin mirar dos veces. Estábamos seguras de nuestro producto y fuimos caraduras, eso fue todo”, dijeron las socias, que empezaron a delinear la empresa en diciembre de 2007.

“Vimos que la industria usaba muchos conservantes y quisimos hacer algo que pudiéramos llevar a nuestras mesas sin dudas. Primero pensamos en productos en pasta, pero nos resultaba muy costoso, y entonces avanzamos con los secos”, recordó Iribarne, luego de mencionar que el emprendimiento fue el camino perfecto para fusionar “nuestro gusto por la cocina con el bagaje técnico”.
Paso a paso

El dúo reunió 30.000 pesos de ahorros y aportes familiares para armar un primer listado de proveedores y productos. Iribarne se hizo cargo de las recetas y Elortondo lideró la parte comercial.

“Buscamos productos naturales para dar sabores genuinos. Nuestro principal objetivo es que la comida esté rica y a la vez sea sana. Nada, absolutamente nada de lo que ofrecemos tiene sal, aditivos ni conservantes de ningún tipo”, destacaron las amigas.

En poco tiempo, el portafolio estuvo listo con mezclas como zanahorias al curry, tomates y alcaparras, hongos y verduras y puerros al estragón, que llegaron a las góndolas en tubos originales, que se destacan al lado de los clásicos sobres de saborizantes.

“Son prácticos, simplifican mucho a la hora de la cocina. Los podés poner en un queso blanco para hacer algo diferente o usarlos a gusto en cualquier comida. Optamos por presentarlos en tubos porque nos pareció un formato más rentable y original”, explicó Elortondo, que encontró en sus raíces la idea para el nombre del proyecto: “Nosotras somos quinta generación de familias de inmigrantes y la mía proviene de Zalla, un pequeño pueblo del Valle de Salcedo, en el País Vasco. Así quedó Quinto Zalla, que es un nombre que no nos encasilla y nos deja margen para abrirnos a otras categorías de productos”, detalló.

Resultados
Con poco tiempo en el mercado, la empresa alcanzó una facturación anual de más de 150.000 pesos, y este año crecerá de la mano de nuevos productos y un contrato con Casancrem que dará mayor visibilidad a la marca. También se expandirá con un subsidio que obtuvo del gobierno de la ciudad.

“Conseguimos el subsidio con el proyecto Buenos Aires Emprende, y gracias a eso pudimos mudar el fraccionamiento de los productos desde Miramar hasta Villa Lugano. Seguimos tercerizando, aunque tenemos la idea de tener nuestra propia planta de envasado”, dijeron las socias, que exhibieron sus productos en mayo en Brasil y estarán presentes en la feria Caminos y Sabores, esta semana.

La compañía se unió al consorcio de empresas gourmet Send Foods. “Es una buena forma de llegar a las ferias internacionales, porque con nuestra caja nos resultaría imposible alquilar un stand solas. Ir juntos es un apoyo tanto financiero como empresarial, porque nos ayudamos con consejos”, dijo Iribarne, que mencionó entre sus planes para el futuro la ampliación del portafolio de productos.

“Recientemente, sacamos una línea de sabores para carnes en latas. Las propuestas son cuatro, y para pescados, por ejemplo, combinamos coriandro, amapola y romero.”

Otro objetivo es consolidar la marca en el país. Hoy están presentes en la Capital Federal, el Gran Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

“Vamos a seguir golpeando puertas, porque así fuimos ganando nuestros primeros clientes y tuvimos resultados”, concluyeron.

Enlace | Quinto Zalla
Fuente | La Nación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here