Videojuegos con lógica infantil, pero en el mundo del marketing

0
662

Los juegos no son sólo cosas de chicos. La firma Canned Brains encontró una oportunidad para crear juegos para empresas con finalidades como marketing, educación y simulación de procesos.

Amigos y compañeros en la Universidad Tecnológica Nacional de Rosario, Augusto Chesini y su socio, Javier Lenardon, decidieron volcar su experiencia en el área de sistemas y su pasión por los juegos en este emprendimiento que nació en marzo de 2008. “Se trata de usar la tecnología y los juegos como una herramienta de educación y marketing”, dijo Chesini.

En la empresa explican que supieron aprovechar el contexto de la crisis financiera internacional de 2009 para generar nuevos negocios y empezar a trabajar con las marcas que buscaban formas alternativas de llegar a sus consumidores con costos menores que los que ofrecían las vías tradicionales.

Antes de lanzarse viajaron a la ciudad norteamericana de San Francisco con una misión comercial del gobierno de la ciudad de Buenos Aires a un encuentro de la industria de videojuegos. “No fuimos a vender nada; al segundo día de entrar a charlas nos dimos cuenta de que los juegos serios, con una finalidad más allá de lo lúdico, eran una oportunidad por la mezcla de nuestros perfiles”, comentó.

Europa y Asia lideran el desarrollo de este segmento, mientras que en América latina casi no hay desarrollos similares. Chesini contó que ya habían hecho previamente un juego educativo, pero reconocen que, hasta ese momento, no se habían dado cuenta de que existía una oportunidad de negocios por aprovechar.

Canned Brains tiene dos bases de operaciones: Rosario, que es la ciudad con mayor disponibilidad de recursos humanos capacitados, y Buenos Aires, donde se hacen la mayoría de los desarrollos comerciales y el contacto con las grandes empresas.

Lenardon está radicado en Rosario, donde tienen seis empleados, mientras que en Buenos Aires está Chesini, con un equipo similar. Próximamente se van a mudar a una nueva oficina en el distrito tecnológico de Parque Patricios. Con 28 y 29 años, los socios son los mayores, mientras que el resto del equipo promedia los 22 años.

“Es importante que, además de sus conocimientos, hayan experimentado el mundo de los juegos para entender su dinámica”, dijo Chesini. El equipo está formado por especialistas en desarrollo de software, diseño, sonido, arte en dos dimensiones y también 3D.

Gracias a la experiencia laboral previa, tenían una pequeña base de clientes. Lo demás fue presentar las oportunidades del producto y que las empresas valoraran su potencial. Personal, Cartoon Network y Blackberry son algunos de sus más de 20 clientes.

Para una petrolera armaron un luego de capacitación en seguridad e higiene para los empleados. Con una dinámica de funcionamiento muy simple, el juego les enseñaba qué parte de su equipo usar según las distintas circunstancias y finalmente evaluaba lo aprendido.

Facturación en alza
En 2009 tuvieron una facturación de 150.000 pesos. Este año esperan duplicarla gracias al crecimiento en el número de clientes y las grandes inversiones en tecnología e infraestructura que concretaron en 2009. Además, ya están dando los primeros pasos en Colombia, Chile y Brasil.

La plataforma principal para los juegos es la computadora, pero cada vez cobran más protagonismo los desarrollos para teléfonos móviles. “A las empresas les interesa estar en los teléfonos inteligentes”, agregó.

Canned Brains participó además en 2009 del programa Buenos Aires Emprende, del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, con un proyecto para contar con una plataforma de juegos propios, más allá de los desarrollos para clientes. En total, recibieron un aporte no reembolsable de $ 20.000 para crear los prototipos. Los juegos son sobre salud, negociación y milicia, y un juego educativo de preguntas y respuestas para chicos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here