“El diálogo con Sciara por la reforma tributaria es virtual”

0
4052

carlos-garrera-fisfe

El ministro de Economía provincial Angel Sciara acusó a los industriales de pedir acción pero no querer pagarla y desde la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe) no se quedaron callados. Su presidente, Carlos Garrera, dijo que lo único que piden ellos es que se empiece a ejecutar lo publicado en el Plan estratégico que la administración Binner mostró en 2008. “No pedimos cosas nuevas”, aclaró.

Los industriales dieron batalla el año pasado ante la reforma fiscal que pretendía quitar la eximición de Ingresos Brutos al sector y establecer una alícouta del 1,5%, y este año retomaron su postura frente a la reforma que en pocos días el ministro enviará a la legislatura junto con el Presupuesto 2010, posiblemente con una alícuota del 0.5%.

“Nosotros, por principio siempre dijimos que el impuesto de Ingresos Brutos es la peor solución que tiene la provincia para buscar financiamiento, y es una postura que mantuvimos en los medios, porque el diálogo con la cartera de Sciara es virtual, es más, nunca nos han convocado para preguntarnos nada, ni el año pasado ni este”, disparó Garrera y agregó: “Binner tuvo la oportunidad de plantearlo en la conferencia industrial hace dos semanas y tampoco lo hizo”.

Visiblemente ofuscado por la situación, dijo no entender el cambio de postura que manifestaron los constructores, quienes se mostraron dispuestos a aceptar un cambio en la política tributaria. Vale la pena recordar que el año pasado ambos sectores formaron parte de la resistencia que encontró el impuestazo, aunque nunca fue algo manejado en conjunto.

“Me llama la atención el cambio de postura aunque no se cuál es el grado de certeza ya que no hemos hablado personalmente”, dijo Garrera.

Si bien todavia no fue presentada oficialmente, Sciara ya dejó ver algunos de los puntos sobre los que versará la reforma, entre los cuales se destaca el aumento del inmobiliario urbal y rural. En ese sentido, los industriales se suman a la postura que ya había adoptado el campo y que tiende un manto de aceptación a la medida.

“Estamos dispuestos a conversar cuáles son los requerimientos de la provincia y así poder lograr soluciones, pero por el momento no podemos hablar porque no nos han consultado, ni siquiera sabemos cuál es el déficit real”, manifestó el industrial.

Fuente | Punto Biz