Cines de El Portal de Rosario: Mucho ruido y pocas nueces

3
1946

cines-sunstar-rosario

fpicone.jpg Por Federico Picone

El fin de semana tuve la suerte de poder darme una vuelta por el shopping Portal Rosario para ver qué tal estaban las nuevas salas de cine que la cadena Sunstar inauguró en nuestra ciudad. Lamentablemente tengo que decir que la experiencia fue mucho menos interesante de lo que esperaba.

Convengamos en que el primer error de este shopping fue dejar para después la inauguración de los cines, ya que el Alto Rosario los largó de manera mucho más temprana y la gente logró hacerse habitué a los mismos. La pregunta que muchos se hicieron al enterarse de este nuevo complejo, es si realmente podía superar a sus antecesores y la respuesta más que obvia es un rotundo y gran NO.

Si bien Sunstar largó con bombos y platillos, su sistema de venta de entradas no es numerado y eso es un punto en contra del tamaño del Everest, de hecho nos remonta a nuestras viejas épocas de cines de antaño, (como el viejo y querido Monumental o El Cairo) cuando el que llegaba antes tenía el mejor lugar. En mi caso fui a ver Wolverine y la sala que me tocó fue muy pequeña, la música que sonaba de fondo mientras se espera por la película era depresiva y mejor no hablo de la pantalla, creo que si compraba un proyector y lo ponía en casa la veía más grande. A eso podemos sumarle la animación de muy bajo nivel de Sunstar, que ni siquiera se tomaron la molestia de hacerla de cero sino que le encajaron un “Rosario” arriba o el sonido muy bajo, aunque por suerte el operador se dio cuenta y logró subirlo un poco. Al pororó que probé le faltaba azúcar, así que ni siquiera sabor tenía la cosa.

Realmente da pena que quieran salir a competir contra los cines del Showcase con este producto de tan baja calidad. La gente no es tonta y no va a pagar lo mismo por ir a ver una película ahí, en el Alto Rosario o en el Village.

Lo único que suma Sunstar al Portal es la posibilidad de ver una película cuando uno lo visita pero de ninguna manera logrará que más gente vaya al shopping por el cine, salvo los vecinos del lugar.

Fue tan mala mi experiencia en este cine que realmente de cine no tuvo nada. Con decirles que tuve que irme el domingo a ver Star Trek en el Showcase y la cosa ahí fue mucho más interesante, con gente o sin gente.