Crédito a PYMES: una medida oportuna

0
1393

Créditos para PyMEs en Argentina.
La decisión del Poder Ejecutivo Nacional y del Banco Central de la República Argentina (BCRA) de exigir a las entidades bancarias que destinen al menos 5% de sus depósitos privados a financiar al sector productivo es una medida acertada, necesaria y oportuna.

Dicha medida es legal, porque la nueva Carta Orgánica faculta al Banco Central a promover todas las medidas tendientes a impulsar el crédito productivo a largo plazo con el objetivo de sostener el crecimiento y el empleo. Hoy el país atraviesa un ciclo económico de fuerte desaceleración, donde se requiere inversión para aumentar la oferta y el financiamiento a las PYMES para acompañar ese incremento de producción.

Sin embargo, a pesar de que la inversión local está retrocediendo, los bancos en vez de financiar la inversión de las PYMES incrementaron sus esfuerzos por financiar el consumo y dar crédito “caro” de corto plazo.

Hace décadas que el Sistema Financiero argentino dejó de estar al servicio de la inversión productiva y se consolidó como un negocio privado que prioriza su ganancia individual por sobre el desarrollo del país. Actualmente, la mayor parte del crédito que otorga se orienta al consumo y lo exiguo que se destina a PYMES son líneas de muy corto plazo, con tasas excesivas, destinadas a financiar capital de trabajo y no la inversión de largo plazo, que es la que permite aumentar la capacidad productiva del país.

Hay más de 900 mil PYMES de los sectores comercio, industria y servicios que no tienen acceso al crédito. Cada vez que necesitan financiamiento, las entidades bancarias les piden garantías, contragarantías y no les dan ni plazos ni tasas razonables. Como resultado, se financian con recursos propios, crédito informal muy costoso o créditos personales que les dan los mismos bancos pero que, productivamente, son “inviables”.

Los datos del BCRA reflejan esta situación: sólo el 23,5% del crédito se dirige a las PYMES, pero la mayor parte de esas líneas son de corto plazo y no sirven como financiamiento productivo. A su vez, según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) entre 126 PYMIS manufactureras, en el último año el 85% de las industrias que solicitaron crédito productivo en los bancos no lo obtuvieron y, entre las que sí obtuvieron, la mitad no fue en condiciones accesibles.

La única forma de crecer que tiene un país es invirtiendo. Pero la inversión requiere del financiamiento a las PYMES y el sistema financiero tiene que sí o sí estar presente.

Fuente: CAME