El Central mantiene controlado el dólar

1
944

La cotización del dólar se mantuvo estable ayer porque el Banco Central (BCRA) volvió a “marcarle” los precios al mercado, al realizar ventas puntuales cada vez que la divisa amagó con iniciar un recorrido alcista.

Por su atenta vigilancia (y por otros US$ 50 millones que volcó al mercado) el billete a nivel minorista se negoció sin cambios, a 3,05 pesos para la compra y 3,09 para la venta, en tanto que el mayorista registró una leve baja de cuatro milésimas de peso, lo que retrotrajo los valores para ese segmento de operaciones a los niveles del último jueves, al quedar a 3,063/3,065 pesos por unidad.

Además, el BCRA ofreció contratos por vencer a fin de mes a $ 3,052, para tratar de convencer al resto de los agentes de que propicia una baja algo mayor en la cotización.

Sin embargo, una vez más, con el correr de la rueda, debió ir acomodando su oferta a los valores promedio que se operaban y conformarse con un cierre para ese plazo a $ 3,0590, es decir, convalidó el mismo precio al que había clausurado ese mismo contrato en las operaciones del viernes, pese a que en sus intervenciones invirtió otros US$ 70 millones.

Dudas en el mercado
Según los operadores, la activa participación que mantiene el ente monetario en los mercados a futuro parece indicar que el recorrido descendente del tipo de cambio tiene algún margen todavía.

Pero la resistencia que desde hace tres días exhibe el mercado para convalidarlos hace que nadie se atreva a asegurar que los valores actuales no signifiquen ya un “piso”.

Las ventas oficiales corroboran que la demanda de dólares sigue activa en momentos en que la oferta de divisas volvió a replegarse. “El público sigue demandando. Y si bien el BCRA tiene poder de fuego como para dejar el dólar donde quiera, cada día que pasa da la sensación de que se le hace más difícil continuar bajándolo”, explicó Carlos Risso, del portal especializado Notibancos.com.

En la víspera se supo que durante la primera semana de junio, que coincidió con la protesta del campo, los exportadores de cereales y la industria aceitera liquidaron operaciones por US$ 480,9 millones, un monto 19% inferior al que habían volcado al mercado en los últimos cinco días hábiles de mayo.

La sostenida demanda local hace que las reservas internacionales no dejen de caer desde hace 10 semanas. Ayer retrocedieron otros US$ 90 millones, una cifra nada desdeñable si se tiene en cuenta que la cotización del dólar en el mundo rebotó (se cambió ayer a 1,5642 contra el euro, cuando el viernes se había operado a US$ 1,5777), lo que seguramente ayudó a revalorizar contablemente esa tenencia.

Pese a esa ayuda, de acuerdo con los datos preeliminares, las reservas quedaron ahora en US$ 48.311 millones, 2206 millones por debajo del nivel que tenían a fin de marzo y su menor valor desde el 13 de febrero pasado.

Fuente | La Nación