El negocio de reunir información para los contadores

0
837

Una base de datos que reúne toda la información contable desde 1986 a la fecha, que incluye modificaciones de normas hasta nuevas legislaciones, es un activo importante para los sectores contables de empresas y profesionales independientes.

Esto fue lo que pensó Ricardo González hace cinco años, en el momento que tuvo que reinventar su empresa y creó Trivia, firma de información y asesoramiento contable virtual, que tiene 5000 suscriptores y este año facturará tres millones de pesos. Trivia comenzó a gestarse después de la crisis de 2001. Por ese entonces, González, de 52 años, ya sabía que su empresa, Interamericana, no iba a sobrevivir.

“Prestábamos servicios de preimpresión, composición, gráfica, siempre focalizados en el área contable. Y distribuíamos un boletín en papel a los contadores con todos los cambios que iban saliendo en las reglamentaciones. Durante más de 15 años, hicimos eso y logramos armar una base de datos con modificaciones que databan desde 1986”, recordó el empresario.

“La tecnología nos ganó y, con las llegada de los programas de diseño y las computadoras, nuestro negocio gráfico no tuvo más sentido. Entonces, tuvimos que reinventarnos y lo hicimos apostando a nuestra base de datos”, agregó.

González decidió digitalizar toda la información apilada en cajas y convertir el boletín en papel en algo virtual. Al mismo tiempo, acudió al Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la ciudad de Buenos Aires con la propuesta y se convirtió así en su servicio informativo oficial. En el ínterin, se despidió con tristeza y esperanza de su emprendimiento anterior.

“Llené un volquete con los equipos de fotocomposición, que en su momento supieron ser los más modernos. Junté a la gente para avisarles del cambio: algunos se fueron, pero muchos se quedaron y en el equipo hay personas con 15 años de antigüedad”, recordó el emprendedor, que logró actualizarse con diversos cursos de capacitación en informática e Internet.

Según señaló, los primeros meses del proyecto no fueron sencillos. El equipo de Trivia tuvo que seducir a los contadores acostumbrados al papel, que no estaban interesados en manejar una computadora.

“Salimos a vender un CD de actualización quincenal y un servicio online de consulta diaria. Trabajamos juntos con el equipo del Consejo, que da servicios de soporte y asesoramiento a los clientes”, señaló González, y agregó: “Subimos entre 30 y 50 normas diarias con los cambios de todos los organismos nacionales, como el Banco Central, los municipios, la Administración Federal de Ingresos Públicos y la Aduana. Tenemos 25 personas que investigan y siguen en forma permanente todos los cambios”.

Trivia tiene competidores y su fundador considera que “pelea el mercado con un producto que tiene la mejor relación precio-calidad”. Esa oferta es la que llevará al interior del país en los próximos meses.

“La idea es hablar con los consejos provinciales para fijar un precio competitivo con sus asociados. También nos vamos a abrir con las empresas: hoy tenemos el 20% de nuestros clientes en el mercado corporativo y queremos seguir creciendo”, dijo.

Más servicios
González no está dispuesto a “quedarse en el tiempo” otra vez y por ese motivo continuará desarrollando nuevas herramientas para el sistema Trivia. El objetivo, dice, es “facilitarles la tarea a los gerentes” y por eso se armarán “notas específicas o manuales de uso para nuevas normas”.

“Hoy los clientes pueden consultar toda nuestra base de datos por índice, por materia, por fecha o por número de norma. Un servicio que unifica información tiene un alto valor”, destacó, y reflexionó: “Pasamos épocas muy duras. Fue difícil tirar todo en un volquete y volver a empezar, pero estamos en un buen camino de nuevo”.

Fuente | La Nación