La AER se reunió con el superintendente de Riesgos de Trabajo de la Nación

0
1062

Nerina I. Díaz CarballoPor Lic. Nerina I. Diaz Carballo

Gonzalez Gaviola, MInisterio de Trabajo de la Nación. Representantes del área de legales de la Asociación Empresaria de Rosario se reunieron el Dr. Juan H. Gonzalez Gaviola, Superintendente de riesgos de trabajo de la Nación. EL encuentro fue en la Asociación de Comercio e Industria de Villa Gobernador Galvez el 29 de marzo de 2012 y el tema central fue el Proyecto de reforma a la LEY DE RIESGOS DE TRABAJO Nº 24.557.

Antes de la ley, se tenía un promedio de 3 muertes diarias por contingencias, en la actualidad el número se ha reducido a 2, y los esfuerzos están volcados a fin de bajar esta cifra.

En la actualidad en Argentina hay aproximadamente 60 mil causas que se están tramitando por vía administrativa, y unas 40 mil en sede judicial.

Concretamente, lo que el nuevo proyecto busca es, además de bajar la siniestralidad, quitarle incentivos a la vorágine de juicios volcados a la vía civil en referencia a los accidentes de trabajo.

Hoy en día, lo que sucede es que, quien sufre un accidente de tipo laboral, y considera que la contingencia no ha sido satisfactoriamente cubierta por la vía tabulada, suele ir además por aquellos rubros no contemplados mediante la vía civil. Particularmente este nuevo proyecto se enfoca en el daño moral, proponiendo pagar por el componente del mismo un 20 % más sobre la reparación de la contingencia objetiva. De este modo, se pretende quede totalmente satisfecha la pretensión y no quede lugar a la vía judicial.

En cuanto al tema de costos, para el empleador no debería generar ningún elemento negativo ya que habría que hacerlo sin incremento del costo sistémico.

Según informó Gonzalez Gaviola, hoy en día las ARTs recaudan 10 millones de pesos, y gastan: 7,5 millones de pesos,en reparación de la contingencia, 1,3 millones en Marketing y 1,2 millones en comercialización. Lo que se les va a pedir a las A.R.T., es que ajusten un poco en los sectores de promoción y comercialización a fin de compensar, y sin tener que dejar de ganar dinero no crearle un incremento en la alícuota al empresario.

Tarifas diferenciadas
También se dialogó sobre el alto nivel de las alícuotas que paga una pequeña empresa en relación a lo que paga una grande, ya que estas últimas se ven beneficiadas usualmente por precios especiales dado que en las mismas la cantidad de personal es numerosa.

Lo que éste proyecto busca es implementar una política de “premios y castigos” en donde tal como sucede con otras ramas del seguro, quien tiene alto índice de siniestralidad pague más, y por el contrario quien no, pague una alícuota baja.

Se anhela que en un futuro pueda llegarse a un modelo de tarifa diferenciada por actividad.

Enfermedades
Otro punto de debate fue el tema de aquellas enfermedades laborales que no están tabuladas, a fin de incluirlas teniendo en cuenta que constantemente van apareciendo nuevas. Con el fin también de evitar la vía civil.

Higiene y seguridad
En cuanto al tema higiene y seguridad, se busca que la tarea de primeras lineas de auditar en cuanto a lo referido a las empresas la hagan las mismas A.R.T. ; y que el Estado se encargue de controlar la labor realizada por las aseguradoras. De hecho, en la actualidad el Estado tiene 400 inspectores; mientras que las A.R.T. 1200. “Siendo más específico, la idea es que aquellos 400 controlen a los 1200”, expresó Gonzalez Gaviola.

Lo que sucede en la provincia de Santa Fe
Respecto al resto del país, hoy la provincia está posicionada por debajo del promedio nacional en cuanto a siniestralidad. Sin embargo, el costo que se paga esta un 50 % por encima del promedio país. Este alto promedio de juicios laborales, sumado a que muchos de ellos son fraudulentos, hace que las consultoras al momento de aconsejar a empresas que vienen a radicarse por estas zonas, tomen esto entre otros puntos, como uno negativo de gran significación. Los casos casos de ejemplo son: HONDA y NEW HOLAND entre otras.