La crisis llegó al ladrillo: se frenó fuerte la compraventa y los precios se estancaron

0
693

construccion-crisis

El cierre de 2008 no trajo buenas noticias para el sector de la construcción. Después de épocas de gloria, que sirvieron para revalorizar el valor del metro cuadrado, la caída de los principales indicadores del sector empezó a delinear un escenario diferente de cara al futuro.

De acuerdo a datos de Reporte Inmobiliario, en los últimos tres meses de 2008, se inició una significativa reducción en la cantidad de operaciones de compraventa. Y según corroboraron varios expertos del sector, dicho número tiende a decrecer cada vez más.

La cantidad de escrituras de compraventa porteñas cayó 6,08% en 2008, respecto del año anterior, según informó hoy el Colegio de Escribanos de la ciudad de Buenos Aires.

“El mercado está muy parado. Cada vez menos propietarios optan por vender, prefieren esperar, y del lado de los compradores se toman bastante más tiempo para decidir que hacer con su dinero”, reconocen.

La caída en el número de escrituras firmadas en la Ciudad de Buenos Aires y la baja interanual (20%) en la solicitud de permisos de obra presentados, sirven para anticipar cual será el nuevo escenario inmobiliario para 2009: menor oferta y demanda contraída.

Hasta el propio Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó que en 2008 la actividad creció apenas el 5%, contra el 11% promedio de años anteriores.

Se construye menos, se ofrece menos, se demanda menos
Según un relevamiento realizado por Reporte Inmobiliario, los pedidos de obra se desplomaron en diciembre de 2008 más del 74% en relación al mismo mes del 2007 (ver gráfico).

Otro dato que se agrega al sombrío panorama, que de por sí desvela al sector, tiene que ver con la caída en la oferta de viviendas. Según una investigación de Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UADE, el número de unidades para la venta se contrajo un 20%, hecho que podría impactar en la cotización de los inmuebles.

Sin embargo, esa caída en la oferta también está acompañada por un considerable freno en la demanda. Los expertos consultados por iProfesional.com se refieren a un “reacomodamiento de precios”, que incluso podría inducir a la baja de los valores a mediano plazo, en algunas zonas.

“La crisis no es sólo argentina, parte de la demanda proveniente del exterior se está retrayendo”, sostuvo Nicolás Lang, de L.J. Ramos, quien agregó: “El mercado está expectante, se está acomodando y va tirando para abajo, aunque por ahora los precios están amesetados”.

Obra pública, obra privada
A la hora de analizar las perspectivas de la industria, se encuentra una gran disparidad entre lo que esperan los empresarios vinculados con la obra pública y los del sector privado. Entre los primeros, más del 80% cree que 2009 será positivo gracias al impacto del nuevo plan oficial. En cambio, entre las compañías focalizadas en la obra privada, el porcentaje de los empresarios optimistas se reduce al 50 por ciento.

En este contexto, se consultó a diferentes fuentes del sector para conocer qué esperan en el primer semestre del año, tanto para la oferta como para la demanda. Además, ahondó en la política de precios que regirá en el mercado teniendo en cuenta la desaceleración económica.

La mira en la oferta
Una de las claves del mercado inmobiliario para 2009 se centra en el cambio de la oferta. La misma no sólo se ve reducida por una menor cantidad de obras en marcha, sino también por el accionar de muchos propietarios que, ante la incertidumbre, prefieren mantener la inversión en ladrillo y no desprenderse de la propiedad.

Fuente | Infobae Profesional