La falta de combustible se hace cada vez más notoria

0
999

combustible_1.jpg

El viajar es un placer pero, en estos días, no asegurarse el combustible y no confiarse, ya que son varias las estaciones de servicio que directamente se quedaron sin combustible, según fuentes del sector por la “política de cupos” impuesta desde las petroleras.

Esta situación se da, sobre todo, con las estaciones de servicio que venden combustibles de las marcas que acordaron rebajas de precios con el gobierno nacional.

En los últimos días lo sufrieron, por ejemplo, quienes salían por la autopista a Córdoba y pretendía cargar combustible en la YPF de Pellegrini al 6500. Se encontraban con enormes carteles con la leyenda: “No hay nafta”.

También hubo problemas en la de Salta y Callao, mientras que desde la Petrobras de Lagos al 3900 dijeron que por el momento tenían combustible, pero que “hay menos abastecimiento” y “cuando hay cosecha no alcanza”.

Mientras, desde las estaciones de Shell decían que el abastecimiento era “normal”.

No sólo en Rosario

Mientras, en Buenos Aires, el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independiente (Aesi), Manuel García, denunció que en varios barrios de la Capital Federal “escasea el combustible”.

“Al final, la presión del Gobierno para bajar el precio de la nafta terminó perjudicando a los consumidores, que deben hacer kilómetros y peregrinar por distintos locales para abastecerse de combustible”, dijo García.

García aseguró que antes de la medianoche, un número significativo de estaciones de servicio en los barrios de Liniers, Devoto y Villa del Parque debieron cruzar las mangueras en sus surtidores por faltante de combustible. “Sólo había un abastecimiento normal en la bocas que pertenecen al Automóvil Club Argentino”, sostuvo.

El estacionero comentó que “el combustible barato se entrega con cupos cada vez mas reducidos y se acaba rápidamente”, y aseguró que a causa de eso “algunas estaciones agotan su existencia y cruzan las mangueras”.

Fuente | Rosario3