La movilidad empresarial avanza a paso lento en la Argentina

0
819

movilidad-empresarial

Las telecomunicaciones móviles llevan el poder de las tecnologías de la información (TI) a la palma de la mano del usuario, siempre y cuando se encuentre en el área de cobertura de un operador y disponga de los terminales adecuados. Los empleados de las organizaciones pueden realizar gran parte de sus tareas en el propio campo de trabajo, como por ejemplo la atención al cliente en puntos de venta, la recolección y el análisis de datos, y la facturación móvil vinculada con el sistema de gestión de la compañía.

Los beneficios de la movilidad incluyen una suba en la productividad de los empleados, un aumento en la precisión en el cumplimiento para generar informes de calidad y mayor exactitud en la realización de las órdenes.

“La movilidad es una tendencia cada vez más fuerte en el mundo y es considerada una herramienta estratégica para incrementar la competitividad de las empresas. A la hora de implementar una solución de movilidad, no se puede considerar como un proyecto aislado, sino como un proyecto integral dentro del plan estratégico global de TI de las compañías”, advirtieron desde la consultora Prince & Cooke.

Sin embargo, y pese a estos beneficios, en el sector privado argentino la movilidad empresarial no registra un desarrollo importante. De acuerdo con los datos preliminares del Estudio de Movilidad Empresarial y Comunicaciones Unificadas en Grandes Empresas realizado por ese gabinete de investigación, sólo el 21% de las grandes compañías en la Argentina ha definido y puesto en marcha una estrategia corporativa de movilidad.

Para peor, el 14% de las empresas sondeadas por la consultora definieron una estrategia de movilidad, pero “no está puesta en marcha aún. Otro 35% está analizando el tema pero sólo inicialmente.

Si se considera al 30% restante, es decir, aquellas que aún ni siquiera definieron una estrategia de movilidad corporativa, sólo un 5% lo tiene planeado para este año, un 34% para 2010 y, el resto, de 2011 en adelante.

El informe destaca que el 90% de las empresas percibe que una infraestructura más flexible y móvil producirá un aumento en la eficiencia y en la productividad del empleado.

Del escritorio a la calle
Uno de los protagonistas de la movilidad empresarial, junto con las notebooks y las netbooks, son los teléfonos inteligentes, cuyo emblema principal es el BlackBerry, que se constituyen en oficinas móviles.

Pese al tamaño reducido de sus pantallas, la forma de entrada de los datos y la capacidad de memoria, estos equipos pueden soportar sistemas de administración de relación con el cliente (CRM, sigla en inglés), y de gestión y planificación empresarial (ERP, sigla en inglés) y de logística.

En este ambiente juegan gigantes como Microsoft, que aprovecha que las aplicaciones que corren en las computadoras de escritorio son muy similares en términos de interfaces de usuario a lo que se ejecutarían en los dispositivos que tienen Windows Mobile.

Algunos ejemplos prácticos son aplicaciones para:
* Fuerzas de ventas, que pueden enviar las operaciones que hicieron en el día desde la calle.
* Encuestas y marketing, para hacer coberturas de mercado con sondeos dinámicos. Dependiendo de las respuestas van cambiando las preguntas.
* Control de plagas para el campo usando el GPS del teléfono.

Otro caso que permite extender las aplicaciones de la empresa a los teléfonos móviles es el Cisco Mobile Communicator, un software que permite acceder al interno telefónico de la compañía desde el celular, de modo que se puede tener una colaboración empresarial más efectiva y personalizada. Se pueden realizar y recibir llamadas, acceder a contactos del directorio de la empresa, comprobar la información de presencia, escuchar los mensajes de correo de voz y recibir notificaciones, una especie de chat entre los usuarios de la organización.

Salud móvil
Otro ejemplo de aplicaciones concretas de la movilidad en ambientes corporativos es protagonizado por la salud. Más del 80% de los tomadores de decisión de tecnología de la información de esta industria a nivel mundial afirmó que las tecnologías móviles son más importantes para sus organizaciones que en el 2008, según una investigación de mercado llevada a cabo recientemente por la firma Motorola.

Los encuestados mencionaron beneficios clave tales como mayor precisión en el cumplimiento de órdenes, menores errores manuales y mayor productividad de los empleados debido a la utilización de tecnologías móviles en diversos entornos clínicos.

El Barómetro de Salud de Enterprise Mobility de Motorola identificó que las principales aplicaciones que rigen la inversión en el área de la salud incluyen los registros electrónicos de salud, impulsados por una reglamentación en aumento en cuanto a sus restricciones, los sistemas informatizados de ingreso de órdenes médicas y la administración de medicación.

Los encuestados también destacaron un incremento de la inversión en la administración de inventarios/activos y seguimiento de activos, lo cual refleja una creciente presión financiera debido al debilitado clima económico.

El estudio reveló que aquellos encuestados que utilizan aplicaciones de movilidad clave reducen los errores manuales en un 31%.

Los errores en la administración de medicación se encuentran entre las equivocaciones médicas más comunes en los Estados Unidos, las cuales perjudican a 1,5 millón de personas por año. Además se calcula que los costos médicos adicionales derivados del tratamiento de lesiones provocadas por drogas sólo en hospitales ascienden a 3,5 mil millones de dólares por año.

Los encuestados mostraron un creciente interés en las aplicaciones de voz sobre redes de área local inalámbricas (VoWLAN), en la convergencia fijo/móvil (FMC, por sus siglas en inglés) y en las ofertas de captura de datos como parte de sus estrategias de inversión en movilidad.

Los tomadores de decisión de TI del área de la salud encuestados indicaron que el retorno de la inversión (ROI, por sus siglas en inglés) era la justificación más común para la inversión en tecnología móvil e inalámbrica, seguida muy de cerca por el cumplimiento y el costo total de propiedad (TCO, por sus siglas en inglés).

El estudio reveló que los trabajadores móviles que utilizan distintas aplicaciones móviles clave en entornos de salud eran capaces de recuperar aproximadamente 39 minutos por día, lo cual puede ayudar a optimizar el cuidado del paciente y/o reducir los costos relacionados con las nóminas.

La investigación, que incluyó a más de 3.400 tomadores de decisión de TI en 14 países, fue diseñada para proporcionar un punto de referencia de medición de la percepción general y el uso de soluciones de tecnología móvil e inalámbrica a lo largo de diversas industrias comerciales y públicas.

Fuente | iProfesional