Las cámaras de comercio se niegan a aumentar el salario mínimo a $3.000

0
862

osvaldo-cornide-came

Las paritarias de los empleados mercantiles se recalentaron este jueves cuando los empresarios del sector rechazaron subir el salario de la categoría más baja de $2.000 a $3.000, como exige el sindicato, y el Ministerio de Trabajo puso presión para que las compañías respondan al reclamo sindical.

“El gremio puede tener sus razones, pero el comercio hoy no está en condiciones de absorber ese aumento salarial”, dijo a iProfesional.com Vicente Lourenzo, el secretario de prensa de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que conduce Osvaldo Cornide (foto).

El representante del sector empresario explicó que la situación de las empresas es diferente en cada región del país.

“Entendemos que no solamente debemos contemplar al empleador de Capital Federal, sino también al de Formosa y si éste tiene la misma capacidad de pago de estos sueldos mínimos”, sostuvo.

Sin embargo, en el Ministerio de Trabajo aseguraron que algunas compañías en sectores importantes de la economía estarían en condiciones de pagar salarios mínimos de 3.000 pesos.

Varios sindicatos, como el de Comercio que arrancará a principios de mayo sus discusiones paritarias, reclaman cerca de un 35% de suba salarial debido a que tienen básicos muy atrasados, indicó un portavoz de la cartera laboral citada por DyN.

En tanto, el gremio ya convocó a una reunión del secretariado nacional para el miércoles próximo, en donde definirán medidas de fuerza ante la “falta de propuestas” del sector empleador.

“No hay ninguna propuesta. Son unos caras duras. Ya se lo planteamos al ministro de trabajo, sino hay respuesta la semana que viene se determinarán medidas de fuerza”, advirtió a este medio Oscar Nieva, secretario general del sindicato mercantil de Capital Federal.

Entre las acciones planeadas, el gremio anunció que iniciaría un plan de movilizaciones en la Capital Federal frente a las distintas cámaras empresarias.

Luego de que el miércoles se suspendiera la reunión prevista entre las cámaras empresarias y el gremio que lidera Armando Cavalieri, las negociaciones quedaron virtualmente estancadas.

Los empleados de comercio piden también un recargo de 100% por domingo trabajado e incrementar el adicional por antiguedad de 0,75 al 1%, con los sueldos del mes que viene.

Para los cajeros de supermercados piden un nuevo adicional de hasta $500, porque realizan tareas extras como el cobro de facturas de servicios públicos o recarga de celulares.

Además, reclaman fijar un máximo del 10% en la cantidad de trabajadores de jornada reducida o con contratos por tiempo parcial, que en la actualidad llegaría al 35% en los grandes supermercados.

Por último, el gremio exige un incremento en los adicionales por “clima desfavorable” en la región del sur del país.

Fuente | iProfesional