Lifschitz promete no volver a subir las tasas este año

0
1096

miguel_lifschitz.jpg

“Sé que pago un costo político, pero es mi responsabilidad como jefe político de la ciudad asegurar los ingresos necesarios para garantizar los servicios esenciales”. Con estas palabras, el intendente Miguel Lifschitz justificó el proyecto oficial, enviado al Concejo, que derivará en un aumento generalizado de la tasa municipal a partir de la actualización de los valores catastrales de los inmuebles.

La iniciativa fue presentada en conferencia de prensa por el secretario de Hacienda de la Municipalidad, Gustavo Asegurado, que sostuvo que el aumento efectivo para el 74 por ciento de los inmuebles será menor a diez pesos, mientras que otro 16 por ciento pagará entre 10 y 20 pesos más. Para los que paguen la alícuota mínima de 18,61 pesos, en tanto, se fijará un aumento del 30 por ciento, que es la máxima suba. En la página de internet del municipio se podrá consultar, prometieron, la nueva valuación de cada inmueble.

En diálogo con el programa Diez puntos, de Radio 2, Lifschitz aseguró que este aumento impositivo, que si es aprobado en el Concejo –algo que se descuenta por la mayoría oficialusta– comenzaría a regir en mayo, es el último del año. “No va a ser necesario ningún otro ajuste”, afirmó.

Además, defendió las facultades del municipio para realizar esta corrección en los valores catastrales para calcular la tasa, cuestionadas por el concejal Jorge Boasso ya que, por tratarse justamente de una tasa y no de un impuesto, debe regirse de acuerdo a la prestación de los servicios que de ella derivan, en este caso alumbrado, barrido y limpieza.

“Las últimas valuaciones son de la década 70; en los últimos 30 años se produjeron transformaciones, valorización de determinadas zonas y depreciación de otras. Estamos estableciendo un piso de equidad en cuanto a la carga de la tasa”, afirmó Lifschitz.

En ese marco, dijo que “si quisiéramos trasladar al valor de la tasa lo que cuestan los servicios el aumento debería ser de entre el 200 y el 300 por ciento”.

Lifschitz admitió que no hizo campaña “diciendo que iban a aumentar los impuestos”. Pero aclaró que ante cada pregunta periodística “siempre” dijo que “no se podían descartar aumentos” en medio de un proceso inflacionario.

“Sé que pago un costo político pero es mi responsabilidad asegurar los ingresos necesarios para garantizar los servicios esenciales. No es la única herramienta a la que vamos a recurrir”, afirmó y mencionó en ese sentido que desde la provincia ya se anunció el pago de una deuda por coparticipación a la ciudad y se analiza reforzar las partidas habituales.

Lifschitz anunció que “en la medida en que ingresen esos fondos” no se van a afectar a los gastos corrientes del municipio sino que se va a armar un fondo especial para la realización de obras en los barrios.

Fuente | Rosario3