Llegó el frío y la industria sufrió el primer corte de gas

0
682

ola_frio.jpg

El frío llegó y comenzaron las restricciones del suministro de gas para las industrias santafesinas. Ayer los grandes clientes con contratos interrumpibles sufrieron una disminución del servicio del orden del 30 por ciento, informaron desde Litoral Gas.

Desde el sector fabril se mostraron muy preocupados porque con la primera disminución de la temperatura surgieron restricciones y manifestaron que están alarmados por la situación que pueda darse durante el invierno.

Guillermo Moretti, vicepresidente de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), indicó que ayer la disminución del servicio a los grandes clientes fue del 30 por ciento del suministro contratado y señaló que seguramente hoy también habrá una baja del servicio porque la temperatura no subió. “Si esto pasa apenas comienza el frío, estamos al horno”, graficó.

Es que el escenario energético está complicado porque la cota de agua de las usinas hidroeléctricas está muy baja y además la única cuenca de gas que cuenta con capacidad de transporte, Neuquén, no tiene suministro para inyectar en la red y las otras como la del Norte o la Austral tienen al máximo su capacidad de transporte.

Anibal Paradiso, gerente de Relaciones Institucionales de Litoral Gas, explicó que “se efectuaron algunas restricciones en los clientes con contratos interrumpibles” por primera vez en el año y a causa de las bajas temperaturas. En ese sentido, subrayó que la medida se tomó para “garantizar el servicio a los usuarios domiciliarios”.

Como en años anteriores, las directivas nacionales son que hay que darle prioridad al servicio residencial y como los contratos interrumpibles admiten los cortes, las empresas con este tipo de convenios son las primeras en sufrir las consecuencias de la falta de gas.

Si bien Paradiso indicó que se está “ante un escenario similar al de años anteriores” aseguró que “no se puede anticipar” cómo efectivamente será el abastecimiento “porque hay variables a tener en cuenta como la climática, los niveles de ventanas abiertos con grandes clientes, las necesidades de producción y las nuevas disposiciones nacionales que puedan surgir”.

Ante estas proyecciones, la preocupación en el sector industrial es latente. “Sabemos que cuando hay 3 o 4 grados arrancan los cortes, pero quién prendió la estufa ya”, se preguntó Moretti.

Sustitutos. Moretti contó que para paliar la situación de escasez que pueda darse durante el invierno desde Fisfe se está armando un listado de empresas que puedan utilizar combustibles sustitutos y deseen adherirse a la compra de fuel oil y gasoil que será subsidiado por el gobierno nacional. “Estamos trabajando para sufrir lo menos posible”, apuntó.

Se les disminuyó 30 por ciento el servicio a las fábricas santafesinas con contratos interrumpibles.

Fuente | La Capital?