Los supermercados recortan más empleos y aumentan la facturación

0
1098

supermercados

El principal argumento que suelen dar los supermercadistas acerca de la necesidad de rentabilidad que requieren sobre los productos que venden suele asentarse en la cantidad de puestos de trabajo que generan. Pero esa premisa, a juzgar por la información oficial que publica mensualmente el Indec sobre el relevamiento de la actividad supermercadista, no tiene demasiado sustento en el presente año,.

Según los relevamientos 2009, la plantilla de personal en los supermercados se redujo en 5.023 puestos, una caída del 5% cuando se compara con el mes de enero de 2009.

Al comenzar el año los supermercados relevados por el Indec contaban con 101.288 trabajadores (jerárquicos y no jerárquicos) que ocupaban un puesto laboral en 1.595 bocas de expendio.

Esa plantilla se redujo hacia setiembre a 96.265 trabajadores en total, pero sorpresivamente para un número mayor de bocas de expendio: 1.611. La cantidad de empresas relevadas no varió, y se mantuvo en 69 firmas a lo largo y ancho del país.

En otras palabras, a esa mayor superficie de oferta la atienden con menos personal, ya que llevó el número de empleados de 64 a 60 trabajadores por cada local. En pocas palabras esto implica que 60 debieron realizar el trabajo de 64, es decir aumentar su productividad en alrededor de un 8%.

La masa salarial pagada por las 69 empresas supermercadistas en septiembre de este año ascendió a 237,8 millones de pesos, monto que implicó una caída en el total de salarios abonados del 0,87%, si se la compara con los desembolsos de enero de 2009.

Qué pasó mientras tanto con la facturación de los supermercados. En septiembre las ventas totalizaron 3.952 millones de pesos, contra 3.837 millones que pasaron por la caja registradora en enero.

Es decir que comparado el mes de septiembre con enero de este año la facturación se incrementó un 3%, cuando al mismo tiempo los salarios pagados en su conjunto descendieron.

Por otra parte, la facturación acumulada en los 9 meses del presente año rondó los 35.793 millones de pesos, un 17% más que en igual lapso de 2008.

Paralelamente los salarios acumulados pagados en el mismo lapso totalizaron 2.279 millones, lo que representó un incremento del 22% respecto de un año atrás.

Pero este aumento en el pago de la masa salarial no refleja la realidad, si no se tiene en cuenta que los empleados debieron aumentar su productividad para cubrir los más de 5.000 puestos que quedaron vacantes.

De modo que en términos “reales” el aumento de la masa salarial pagada rondó un 15%, dos puntos porcentuales menos que la suba de la facturación en términos interanuales.

El hecho que cada empleado haya producido más se ve con claridad cuando se analiza la facturación por cada boca de expendio.

Mientras que en enero de este año cada empleado representaba un ingreso bruto por ventas de 37.880 pesos, en septiembre cada trabajador representó un ingreso para la empresa de 41.052 pesos, un aumento del 8%.

Paralelamente el salario promedio bruto que percibió cada trabajador pasó de 2.368 en enero a 2.470 pesos en septiembre, es decir un incremento nominal del 4% que es la mitad de lo que aumentó la facturación por cada asalariado en cada boca de expendio.

Carnes y lácteos
Mientras los precios al productor permanecen sin mayores variaciones la facturación de las cadenas supermercadistas crece.

En septiembre de 2009 las ventas de lácteos volvieron a estar por encima de las del año anterior, y acumular en los 9 primeros meses 3.835 millones de pesos en facturación, esto es un 9,62% más en el mismo lapso de 2008.

Mientras tanto en el mismo periodo la producción de lácteos subió un 6,4%, según el Estimador Mensual Industrial (EMI) que también publica el organismo estadístico. En pocas palabras la facturación por estos productos crece más rápidamente que su fabricación.

En materia de carnes rojas las ventas supermercadistas totalizaron en el noveno mes 473,2 millones de pesos, un 4% más de lo facturado en igual mes de 2008.

Así las ventas de carne en los supermercados acumulan a septiembre 4.313 millones de pesos lo que representó una suba del 10% en términos interanuales.

Aquí sí la producción, según el Indec, va más rápido que la facturación, y lleva un crecimiento acumulado del 19,4% en los primeros 9 meses del año de acuerdo con la información del EMI. ¿Será porque hay supermercados que incursionaron en el negocio feedlotero?

Esa facturación por la venta de carnes se disparó de manera espectacular en dos años. La suba para el periodo enero a septiembre de 2009 representa un 54,4% más de lo que los supermercados habían facturado en los primeros nueve meses de 2007.

Fuente | Punto Biz