Martes negro: la bolsa de Tokio se derrumbó 10,6%, su peor caída en 24 años

0
969

La Bolsa de Tokio ha cerrado con la que es su mayor caída desde la crisis de 1987.
El uranio como fuente de energía se empieza a poner en duda y los principales países europeos empiezan a plantear la posibilidad de cerrar centrales de este tipo.

Hasta Francia o Alemania, máximos defensores de esta energía, empiezan a dejar entrever un cambio de política. Esta crisis ha llegado también, y muy fuertemente, a la renta variable.

El hundimiento del índice Nikkei, que perdió el 10,5% esta madrugada, arrastra a los mercados europeos.

Así, el Ibex 35 baja alrededor del 2,5% y pierde los 10.200 puntos con el petróleo retrocediendo hasta los 111 dólares por barril.

El resto de índices europeos bajan más que el selectivo español mientras el yen recupera posiciones frente al euro, que también se debilita frente al dólar.

El Dax alemán es el más afectado por el peso de las aseguradoras y las eléctricas y se desploma alrededor del 4,5%.

Robert Shiller: “La renta variable podría desplomarse el próximo viernes”.

En el mercado de materias primas, la situación en Japón ha ayudó a corregir al petróleo y puede ser un impulso para el gas natural, que puede salir beneficiado ante la nueva ‘fiebre’ antinuclear que ha despertado el accidente de la central de Fukushima.

Fuente | iProfesional