Más para resolver

0
880

Por Lic. Nerina I. Diaz Carballo

la-salada

Otra vez la falta de regulación. La Salada en expansión, una situación que preocupa a las entidades de representación comercial en todo el país.

En la cinematografía internacional cada vez que un narcotraficante tiene que refugiarse en otro país viaja a Argentina. Cada vez que capturan un delincuente en el extranjero resulta que su pasaporte falso también es de nacionalidad argentina… ¿Será porque hay ejemplos claros y popularmente conocidos de la ilegalidad?

La Salada, en expansión
Prendas para ambos géneros, para niños y adultos, ropa blanca, marroquinería, electrónica, telefonía, calzado, bazar, electrodomésticos, mobiliarios, colegiales, etc; son algunas de las tantas opciones que se pueden encontrar.

Tiene 18 años; está asentada en Lomas de Zamora; ocupa alrededor de 20 hectáreas; tiene unos 15.000 puestos que se distribuyen entre tres grandes galpones y un armado con maderas y chapas a lo largo de 15 cuadras a la orilla del riachuelo. Además, fue catalogada por la Unión Europea como “emblema” del comercio ilegal y ahora sorprende con el alto valor que maneja el negocio inmobiliario, por ejemplo, el 23 de junio pasado, los 25 mil dólares del precio del metro cuadrado coparon los titulares de la mayoría de los medios.

Como si fuera poco se expande : en Iguazú se llama La Saladita, esta semana se discute en el Concejo Municipal de la ciudad Misionera su reglamentación mientras los puesteros de otras ferias legales están pidiendo la emergencia comercial.

La Salada crece sin pausa. Parece maravilloso, pero no lo es. De hecho, se calcula que la evasión es de cuatro mil millones de pesos al año.

¿Cómo es posible que la ilegalidad avance de esa manera? Al respecto, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ha pedido que la situación de irregularidad se resuelva. En ese sentido Elías Soso , Pte de Asociación Empresaria de Rosario y Vicepte. 1º de CAME explicó : “La acción que se lleva adelante no es a los efectos de producir su cierre sino que lo que se pretende es que funcione bajo reglas”. Y se preguntó retóricamente refiriéndose a la
gran de trabajadores de la Feria: “¿Quién les va a dar salud?, ¿quién les va a dar jubilación?”. A paso seguido argumentó: “Sucede que si no se respetan los requisitos previsionales, es decir, si las personas que trabajan no tienen obra social ni aportes, entonces, estamos transformando un negocio – que en el orden competitivo actual actúa en desmedro de los que trabajan pagando todos sus impuestos y alquileres-, en la generación de grandes índices de
pobreza y exclusión a futuro.

Evasión impositiva y previsional marcan la diferencia sobre los precios, y generan conductas erróneas, según Soso, “se siembra la disciplina de la indisciplina, aceptar como argumento que la gente pueda comprar barato lo trucho es validar un engaño”.

Pero eso no es todo. La últimas noticias vinculadas con la problemática indicarían que no sólo se trata de la ilegalidad comercial sino que además de acciones de tipo delictivo, según publicó el diario Clarín “un guardia cárcel de 25 años fue asesinado en la Feria 27 de Mayo (…) la Policía descarta motivos como el robo o el móvil pasional , y creen que la disputa tuvo que ver con internas gremiales de la feria”.

Una vez más: ¿cómo es posible que la ilegalidad avance de esa manera? Evasión de todo tipo, descontrol, indisciplina y truchaje son características que demuestran que hay mucho más por resolver.

También necesita regulación
La instalación de las heladerías cordobesas ha despertado en Rosario el debate sobre la regulación de la saturación del mercado por parte de la oferta y las consecuencias negativas sobre las economías barriales y familiares. En principio, el Concejo Municipal suspendió por 60 días las habilitaciones y conformará una comisión especial para el análisis. Se espera se defina una norma que responda a la sana competencia.