Música, juegos y fotos, un negocio al por mayor en teléfonos celulares

0
943

“Cuando nadie estaba prestando atención al tema de las licencias, nosotros vimos que ahí iba a estar la clave del negocio de los contenidos digitales”, dice Juan Di Nucci, fundador, junto con su amigo Tomás Cohen, de Unlimited Distribution, una empresa mayorista de contenidos para celulares, que este año facturará más de un millón de pesos.

Unlimited Distribution es abastecedor de proveedores: prepara grandes catálogos con sus licencias exclusivas y se los vende a distribuidores que llegan al consumidor final, como las telefónicas, Ubbi y Jet Multimedia.

Los amigos apostaron al proyecto en 2005, luego de aprender sobre el negocio de las licencias en una pequeña discográfica. Cohen fue el primero en irse y empezó a trabajar en una proveedora de contenidos para celulares. Ahí se dio cuenta de que nadie estaba prestando atención “a la búsqueda y a la firma de licencias”.

“En Europa ya había grandes distribuidoras, pero acá nadie lo estaba haciendo. Entonces, lo llamé a Juan, y nos lanzamos. Dejamos nuestros trabajos y salimos a buscar licencias. Empezamos con un par de amigas modelos y pequeñas discográficas”, recordó Cohen, estudiante de publicidad.

“Después fuimos incorporando empresas más importantes, como San Juan Music Group, Pelo Music, todas las agencias de modelos y juegos de todo tipo”, agregó el emprendedor, de 26 años, que reconoció que su edad “le jugó en contra en los comienzos”.

Los socios tenían 22 años cuando salieron a vender el proyecto y eso sorprendía y generaba desconfianza en muchos clientes. “No entendían cómo nosotros teníamos las licencias de casi todo”, dijo Di Nucci.

“Nosotros -agregó- tampoco teníamos mucha idea de lo que era armar un proyecto de cero. El primer año, fue pan y agua, y firmamos el primer contrato recién en noviembre: nos terminamos repartiendo una ganancia anual de 10.000 pesos.”
Orgullo herido

Ese dinero sirvió para cubrir la inversión inicial, que fue destinada a la compra de una computadora, el armado de tarjetas personales y un sitio web y al pago de servicios en una oficina prestada.

“El segundo año, lo cerramos con una facturación de 200.000 pesos. Por ese entonces, ya teníamos más catálogo porque empezamos a firmar licencias con mayoristas europeos”, relató Di Nucci.

“Ahí -agregó Cohen- respiramos hondo y decidimos invertir la ganancia en una oficina propia después de que un cliente nos dijera que éramos muy chicos para trabajar con él. Nos hirió el orgullo y la verdad que nos ayudó a ver que necesitábamos proyectar una imagen más profesional.”

La mudanza se dio el año pasado, después de “muchas peleas por pisos, vidrios y mesas”. Ese mismo año, se definieron con más detalles los roles de cada socio. Di Nucci se concentró en el perfil financiero y en la venta. Cohen se afianzó en la búsqueda de artistas y contenidos.

Actualmente, el portafolio de catálogos incluye producciones propias y de terceros. Entre las últimas, figuran los juegos desarrollados en el exterior. Lo que es propio son las producciones de fotos y los covers de canciones, que se realizan en estudios alquilados.

Buena parte de los ingresos iniciales de Unlimited Distribution vino de la venta de esos covers , pero hoy la empresa está promoviendo la venta de originales porque tiene las licencias.

“Igualmente, seguimos con los covers a pedido para el exterior. Hoy las exportaciones son el 20 por ciento de nuestro negocio y tenemos clientes en Hungría, Sudáfrica y América latina, entre otros lugares”, destacó Cohen.

Planes a futuro
Este año, Unlimited Distribution facturará 1,4 millones de pesos e ingresará en nuevos mercados. “La idea es meternos con los grupos de medios. Ya empezamos con los televisores de los trenes. Damos contenidos y nos promocionamos”, explicó Di Nucci.

El paso siguiente es un programa de televisión, que saldrá por un canal de cable y promocionará también los contenidos. A la par, el dúo continuará el desarrollo de Mobile Unlimited Strategies, una unidad de negocios dedicada al mobile marketing, que hizo sus primeros proyectos el año pasado.

“También queremos abrir otra unidad dedicada a los contenidos eróticos, que son los más redituables y que van a seguir creciendo sin lugar a dudas”, anticipó Di Nucci.

Fuente | La Nación