NIC.AR, un suplicio hecho realidad

0
844

nicar.JPG

fpicone.jpg Por Federico Picone

Si alguna vez tuvo la idea de registrar un dominio, seguramente sabrá que si es .com.ar no tiene que pagar nada por tener uno a su nombre. El único gran trámite que deberá hacer es dirigirse hasta el sitio Nic.ar, elegir el dominio en cuestión y completar los datos. Esto que parece muy fácil en un principio, puede convertirse en una pesadilla si alguien que usted no conoce registró una marca suya o su nombre. Los trámites a seguir son bastante complicados y nos obligan a ir hasta las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, entregar una nota firmada por triplicado y rezar que los papeles no terminen en el escritorio de un empleado público con pocas ganas de trabajar.

En un intento por tratar de regularizar el problema, comenzaron a darse los llamados “vencimientos”, que obligaban a los usuarios registrantes a enviar un correo anunciando la renovación. Esto puso patas para arriba a muchas empresas cuyo sitio se encontraba registrado desde hacia años con una direcciónd de correo actualmente inexistente. Imaginensé el drama de ni siquiera recibir el mencionado correo anunciando el vencimiento y el posterior problema de tener el sitio dado de baja, hasta tanto se envíe la documentación pertinente por FAX a las oficinas mencionadas.

De alguna manera, esta idea de los vencimientos no dejó sin acción a los usuarios que registraron dominios a diestra y siniestra buscando ganar dinero, sino que complicó soberanamente a los que hace años que mantenían su sitio sin problemas. Es sabido que la única manera de eliminar los registros falsos es cobrando algo por ello, (y de hecho hay un proyecto en marcha) pero obviamente el mismo no podrá ser mayor a $30 anuales para que no convenga más un “.com” que un “.com.ar”.

El cobro de dominios más una mejor administración de los trámites en línea, lograrán bajar considerablemente el número de dominios registrados de mala fe y los problemas que acarrea para las empresas y/o personas.

De todas maneras, particularmente les recomiendo a mis clientes que no se metan con el .com.ar cuando registran por primera vez un dominio. Los .com son mucho más simples y más rápidos para registrar, se encuentran mejor posicionados a nivel internacional y pueden adquirirse por tan sólo U$S 9.75 al año.