No se venden naftas y el desabastecimiento afecta el fin de semana largo

0
1239

Estación de servicio ESSO

Los empleados de estaciones de servicios llevan adelante un paro de actividades, apoyados por el sector empresarial en reclamo de mayor rentabilidad para el sector, por lo que se abre la amenaza de desabastecimiento de combustibles en el inicio del fin de semana largo.

El Sindicato de Empleados de los estacioneros advirtió que tendrá un acatamiento “casi total” en todo el país, por lo que el desabastecimiento sería inevitable.

La medida es llevada adelante conjuntamente por los trabajadores del sector, que reclaman mejores salarios y eliminación de suspensiones y despidos, y por las cámaras empresarias, que protestan para acordar con el Gobierno una mayor rentabilidad.

El paro comenzó a las cero del viernes y se extenderá hasta las cero de mañana en más de 2.000 estaciones de todo el país, afectando principalmente al transporte y a quienes tienen pensado viajar a destinos turísticos por el fin de semana largo.

La medida de fuerza fue decidida debido a que en los últimos dos años se perdieron alrededor de 40.000 puestos de trabajo, producto del cierre de 3.000 estaciones de servicio, lo cual podría extenderse a los 50.000 trabajadores que hoy ostenta el sector.

En declaraciones a Radio 10, el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes, Manuel García, aseguró que la medida de fuerza se debe a la falta de respuestas gubernamentales ante la nula rentabilidad, el cierre de estaciones, los despidos de los trabajadores y el desabastecimiento de combustible.

“No tenemos rentabilidad por eso se cerraron la mitad de las estaciones de servicio en estos últimos cuatro años”, indicó el dirigente.

A su vez, desde el Sindicato de Empleados afirmaron que en los últimos 60 días las Pyme se vieron obligadas a suspender a 700 trabajadores por la “fuerte caída en la comercialización y falta de solidez financiera”.

Según detalla NA, el 64% del total de los litros vendidos por año queda en manos del Estado en concepto de impuestos, el 30% pertenece a la rentabilidad de las refinerías y el restante 6% es absorbido por las Pyme.

“Lo que los dueños de las estaciones piden es que el Gobierno acuerde pasarle un punto más a las Pyme para poder asegurarles la rentabilidad. Con ese punto, el conflicto se termina”, explicaron.

En ese sentido, las fuentes aseguraron que sin las cámaras empresarias que administran las estaciones no tienen rentabilidad, no pueden pagar salarios y allí se efectúan suspensiones, adelantos forzados de vacaciones y despidos: “Es una cadena que perjudica a todos”.

El próximo lunes 9, durante la mañana, las cámaras empresarias y el Sindicato de Empleados se reunirán en Buenos Aires para establecer los pasos a seguir, aunque adelantaron que nuevas medidas para antes de fin de año ya fueron “preacordadas”.

Fuente | Infobae Profesional