Pánico bursátil mundial por temor a que algunos países entren en default

0
783

El pánico se ha vuelto a apoderar de los inversores de todo el mundo y las escenas de miedo que vivieron los mercados el pasado 10 de octubre -cuando las bolsas europeas registraron la mayor caída diaria de su historia- se repiten hoy con gran crudeza.

Las operaciones en el índice referencial de acciones rusas RTS fueron suspendidas por segunda vez el viernes y no se retomarán antes del martes o hasta que el mercado tenga noticias del regulador financiero, dijo la bolsa. El índice RTS .IRTS perdía un 13,7 por ciento cuando la suspensión entró en efecto.

La histeria llega hasta el punto de que algunos expertos barajan la posibilidad de que el Dow Jones baje hoy incluso por debajo de los 8.000 puntos.

De hecho, un operador explica a Reuters que “cuando los futuros de Estados Unidos abran en Chicago, y los contratos de futuros estén de nuevo disponibles podríamos ver caídas adicionales del 5%. Un 10% a la baja en total”.

Merval
Las acciones que cotizan en la bolsa porteña no pueden escapar a la histeria global a la que suman los conflictos internos. El Merval cae un 6,2% a 903,55 puntos. Se registra 1 suba, 15 bajas y 1 papel sin cambios.

El monto negociado es muy importante al inicio de la rueda para este mercado, ya que ronda los $34 millones. Las mayores bajas se observan en Petrobras Brasil (-9,8%), Socotherm (-9,8%), Telecom (-9,5%). Los bancos también caen con fuerza.

Wall Street
Las acciones estadounidenses se derrumbaban el viernes desde la apertura, en medio de la huida de inversores de los mercados bursátiles del mundo ante temores a una recesión económica global.

El promedio industrial Dow Jones bajaba 398,08 puntos, o un 4,58 por ciento, a 8.293,17 unidades. El índice Standard & Poor’s 500 perdía 42,09 puntos, o un 4,63 por ciento, a 866,02. El compuesto Nasdaq caía 103,01 puntos, o un 6,42 por ciento, a 1.500,90.

Brasil
En sus primeras operaciones la Bolsa de San Paulo abre con una baja del 5,2%, por lo que se suma al pánico global. El Bovespa se ubica en los 32.051 puntos.

Europa
Las bolsas europeas caían en torno al ocho por ciento por temor a que la crisis crediticia se extienda a los mercados emergentes y se deterioren los resultados de las empresas.

“Las acciones se desploman. Existe el miedo a que la crisis crediticia se haya trasladado de los bancos a los estados soberanos y existe la opinión de que es cuestión de tiempo antes de que algunos países quiebren e incumplan los pagos de su deuda”, expresó Jim Wood-Smith, jefe de investigación de Williams de Broe.

“Hay una fuga hacia las dos divisas consideradas refugio, el dólar y el yen. Hay un estado general de pánico”, agregó.

Los bancos eran el principal lastre del mercado. HSBC perdía casi un 12 por ciento y Santander un 10 por ciento por el creciente temor a los efectos de la desaceleración en los mercados emergentes.

Morgan Stanley bajó además el precio objetivo de HSBC a 580 peniques desde 630 peniques y pronosticó un recorte del 50 por ciento del dividendo de 2009.

Los inversores mantenían un ojo puesto en América latina ante los efectos de la crisis global en esa región y, como consecuencia, las acciones con mayor exposición allí se resentían.

Telefónica , para la que América latina supone el 37,4% de sus ingresos y el 34,4% de su resultado bruto de explotación, bajaba un 4,64 por ciento.

Asia
El índice Nikkei de la Bolsa de Valores de Tokio perdió hoy al cierre 811,90 puntos, o el 9,59%, y cerró por debajo de la barrera psicológica de los 8.000 puntos por primera vez desde mayo de 2003, en los 7.649,08 unidades.

El Topix, el índice del mercado tokiota que engloba a todos los valores de la primera sección, perdió 65,59 puntos o el 7,52% hasta los 806,11 unidades.

La suba de la Bolsa de Nueva York de ayer no afectó al Nikkei, que se vio lastrado por el encarecimiento imparable del yen frente a monedas fuertes como el dólar y el euro, en niveles que no se veían desde hace muchos años.

El sentimiento inversor, vapuleado durante semanas por los miedos persistentes a una recesión económica global, empeoró aún más cuando el dólar cayó momentáneamente hasta los 95 yenes, el mínimo desde agosto de 1995.

La Bolsa de Shanghai cayó hoy un casi un 2% para terminar la semana en 1.839,62 puntos, lo que supone su tercer mínimo consecutivo desde el que alcanzó el pasado 18 de septiembre tras la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.

Así, el índice general (acciones convertibles y no convertibles) concluyó la jornada en 1.839,62 puntos, un 1,92% a la baja, 35,94 puntos menos que al cierre de ayer, jueves.

El volumen de negocios fue de 31.710 millones de yuanes (4.629 millones de dólares), ligeramente por debajo de los 32.970 millones de yuanes registrados ayer (u$s 4.824 millones).

Fuente | Infobae Profesional