Para bajar precios, Lula reduciría impuestos a la importación de alimentos

0
773

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, estimó que la aceleración del aumento de los precios de los alimentos está llegando a un límite, pero todavía existe un impacto del petróleo y derivados y de otras materias primas.

“Eso obliga a medidas antiinflacionarias para evitar el contagio”, agregó el funcionario.

Mantega no descartó la posibilidad de exoneraciones tributarias sobre los alimentos, como ocurre con la comercialización de trigo, harina y pan.

Si hubiera “otros productos cuyos precios estén subiendo, podremos reducir los aranceles de importación”, afirmó el funcionario brasileño.

El ministro también mencionó posibles estímulos a la producción agrícola, y recordó que tasas de interés de largo plazo más altas también contribuyen a contener el consumo y las presiones inflacionarias, según informa la agencia Reuters.

“Y, a medida que el ciudadano gasta más con alimentos, tiene menos recursos para consumir en otros géneros”, agregó el funcionario.

Preocupación por la inflación

La inflación de Brasil permanece dentro del margen de tolerancia previsto en la meta del Gobierno, pero medidas para evitar un mayor contagio sobre los precios son necesarias, explicó Mantega.

La inflación anualizada del país, medida por el Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), se aceleró a un 5,04% en abril, desde un 4,73% en marzo, presionada por alzas en los alimentos.Un sondeo semanal del Banco Central mostró que el mercado espera que la inflación llegue a un 5,24% este año, superior a la meta del Gobierno, de un 4,5% con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales.

“Brasil está con inflación de un 5%, pero perfectamente dentro de la meta, en el margen de tolerancia”, dijo Mantega.

“La inflación interna de Brasil, estructural, es de alrededor del 3%. El resto viene de afuera”, añadió.

El Banco Central puso fin en octubre a una flexibilización de su política monetaria, mediante la cual practicó recortes en la tasa de interés referencial, Selic, desde septiembre del 2005.

En abril, el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco elevó la tasa Selic en 50 puntos básicos, a un 11,75% -una de las más altas del mundo-, señalando un mayor riesgo de que se propaguen las presiones inflacionarias de corto plazo.

Un reciente sondeo de Reuters entre instituciones financieras mostró que el mercado espera que el Copom vuelva a subir la tasa de interés en su reunión del 3 y el 4 de junio, y la mayoría espera otra alza de 50 puntos básicos.

Fuente | Infobae Profesional