Provincias y municipios suben impuestos para afrontar el 2009

0
699

A fin de enfrentar los efectos de la crisis financiera internacional, cada vez son más las provincias y municipios que analizan incrementar los impuestos. En efecto, gobernadores e intendentes de distintas zonas de la Argentina se encaminan de manera conjunta hacia tipo de medidas.

Los intendentes de la provincia de Buenos Aires anticiparon que en 2009 implemtarían subas de tasas comunales de entre 30 y 40%, para continuar con los emprendimientos y las obras públicas que se vieron afectados por la crisis.

Asimismo, los intendentes elevaron un reclamo hacia los gobiernos provinciales para que se incrementen la coparticipación de los fondos que reciben. Por otra parte, los gobernadores también analizan un incremento en los impuestos provinciales. (Lea más: Las provincias avanzan con la suba de impuestos para cerrar la caja)

La provincia de Buenos Aires dio el puntapié inicial. Desde agosto, subió a 3% la alícuota en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos que alcanza a las industrias que facturan más de $60 millones anuales. A su vez, también incrementó la alícuota de 3% a 4,5% a los comercios con facturación superior a los $30 millones.

La iniciativa tampoco se olvidó de locales de bingos y máquinas tragamonedas, que sufrieron un ajuste. Por estos días, las autoridades evalúan incorporar un novedoso esquema de pago al Impuesto Inmobiliario, y que incluye a las viviendas con más de 150 mil pesos de valor fiscal.

Santa Fe fue otra de las que vio frustrada su idea de subir impuestos durante este año, por los obstáculos de la oposición en la Legislatura. La provincia apuntaba a crear un régimen tributario simplificado para los contribuyentes, de naturaleza similar al monotributo a nivel nacional.

Si bien fracasó en ese intento, la provincia litoraleña logró aumentos promedio del 17% y del 23,5% en energía y del 29% para el agua.

Su vecina, Entre Ríos, también buscó sin éxito incrementar el Impuesto Inmobiliario Rural. El intento de suba quedó suspendido por pedido de los ruralistas, que reclaman exenciones para afrontar la sequía del campo.

La gestión de Urribarri reaccionó rápidamente y ahora estudia aumentar la recaudación a través del Inmobiliario Urbano.

Mendoza, en tanto, acaba de enviar a la Legislatura una reforma impositiva y revalúo fiscal con aumentos de un mínimo de 30% y un máximo de 100 por ciento.

Finalmente, Córdoba anunció en julio una suba del impuesto a los Ingresos Brutos para la industria, la construcción y el comercio. Sin embargo, luego debió bajarlo a las fábricas. El próximo paso es aumentar la tasa del Inmobiliario Rural, con lo que estima recaudar $100 millones.

Fuente | Infobae Profesional