Salarios: empresas anulan aumentos, revén bonus y moderan subas para el 2009

0
889

Salarios en Argentina

La crisis puso en jaque a todos los sectores y los presupuestos son modificados a la baja. En ese contexto, hay una cifra que emerge como incremento promedio para 2009. Algunas ramas de actividad no generarán nuevo empleo, otras serán las que tendrán planes de contratación más agresivos.

Cautela. Esa es la palabra que por estas horas ronda en la cabeza del empresariado local, que tras el cambio de rumbo económico se vio obligado a dar vuelta la página y proyectar de nuevo.

Las expectativas de crecimiento para el año próximo se redujeron a 1 o 2 puntos según las visiones más optimistas, ya que algunos expertos no descartan la posibilidad de crecimiento nulo.

La desaceleración del consumo ya se siente fuerte en los últimos meses y por las condiciones del escenario actual pensar en aumentos salariales es casi una misión imposible que se desvanece ante el fantasma del desempleo.

“Frente a una situación tan difícil debemos apelar a conservar el trabajo y seguir teniendo el ingreso que obtenemos hoy”, explicó Orlando Ferreres, director de la consultora que lleva su nombre.

También desde la Unión industrial Argentina (UIA) y la Confederación General Económica (CGE) salieron al cruce de los reclamos de la Confederación General del Trabajo (CGT) que pretende una ley para prohibir los despidos y el pago de doble o triple indemnización, una medida que los economistas sostienen “llevaría a varias empresas a la quiebra”.

Las expectativas son más negativas hacia el 2009 ya que se espera que el debilitamiento de la demanda de trabajo junto con la reducción de la inflación por la menor actividad impacten los salarios, que crecerán en términos nominales menos que en los dos últimos años. “No se pueden esperar los aumentos que se dieron este año”, aseguró Ernesto Kritz, director de SEL Consultores.

Los gremios llegaron a pedir en los meses previos a la crisis incrementos de hasta 35%. Ahora, con un escenario desolador, las proyecciones para el año próximo podrían prácticamente reducirse a la mitad, ya que estarían por debajo del 20% y el 15 aparece como número clave.

Subas por etapa
La idea de un incremento salarial menor en 2009 es compartida por la totalidad de los expertos consultados por iProfesional.com, quienes reconocen que las empresas están modificando sus presupuestos en un contexto de crisis internacional y nacional.

Mario Sotuyo, economista de Economía y Regiones (E&R), explicó que la variación salarial proyectada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) a diciembre será de 23%. “Si la inflación según las estimaciones privadas es de 20%, la recomposición salarial llegará a 3%, la menor de los últimos años. Además, se espera que el aumento interanual caiga más hacia 2009 por el enfriamiento general de la economía, la caída de la demanda y la producción, que derivará en una menor contratación de gente”.

Según Javier Tabakman, director de Capital Humano para el Cono Sur de Mercer, las empresas comenzarán aplicando incrementos menores a principio de año. Luego, los aumentos dependerán de la evolución del negocio y la inflación, que genera más presión por el aumento del costo de vida.

“En septiembre relevamos a 300 clientes preguntando que incremento salarial consideraban en sus presupuestos y el promedio indicaba 22%. Sin embargo los datos fueron previos a la mayor crisis mundial. Ahora hay una migración de prioridades y el aumento salarial fue reemplazado por el desempleo”, comentó.

Eric Ritondale, economista de Econviews, también dio su visión. “Creemos que las pautas salariales influirán en la inflación más que ahora. Esperamos una inflación de 20 puntos y los incrementos en salarios por debajo de ésta. El desempleo presionará para que los aumentos sean menores a la suba de precios, por eso el poder adquisitivo caerá en términos reales”, apuntó.

Los salarios por sector
En SEL consideran que el impacto más grande que tendrán los salarios será en aquellas industrias con mayor proporción de su producción y ventas dirigidas a mercados en crisis, como los brasileros. “Los más ligados al comercio exterior sufrirán más”, explicó Kritz.

Tabakman, en tanto, advirtió que lo diferente es el ritmo en que llegará la crisis, pero todas las industrias la sentirán en los próximos meses.

Lo mismo opinó Victoria Giarrizzo, directora de CERX, quien agregó que “ahora el impacto lo tendrán quienes menos sufrieron en 2008 y de esto dependerá el salario, aunque mucho se definirá a partir de las políticas del gobierno, especialmente cuando se trata de textiles, madereros, calzados, juguete y muebles, entre otros”.

Según explicó, estos rubros se ven muy afectados por el aumento de las importaciones, entonces ahí las políticas públicas son clave; mientras que en sectores exportadores también dependerá de cuán profunda sea la crisis internacional y cuanto dure.

“En consumo, comercios y servicios hay que ver la lógica de los consumidores. Alimentos y bebidas se ajustó con la inflación, pero la gente ajusta los productos que sobran en la canasta. Se volverá a una canasta moderada, no la abultada de 2008”, añadió Giarrizzo.

Donde hay incógnita sobre que puede pasar con los salarios es en la construcción, que dejó de crear empleo después de ser una de las fuentes más activas. “Este sector tuvo el liderazgo pero ahora está estancado y el crecimiento es cero. Dependerá mucho de la obra pública”, comentó Kritz.

Las consideraciones también se diferencian por tamaño de empresa y se espera que el sector Pyme recurra menos a la suspensión o despido de personal porque la decisión tiene un alto costo, que en muchos casos no podrán enfrentar. En las grandes empresas se ajusta más rápido y ahí podrían dar los mayores despidos.

El fantasma del desempleo
Sin margen para aumentar salarios el gran dilema para las compañías es si despiden o no personal a partir de la caída de ventas y la desaceleración del consumo.

Para Kritz, hay dos escenarios posibles:
* Que la economía tenga crecimiento positivo (aunque será de 2 puntos promedio), donde a pesar de la desaceleración será un contexto más intenso y habrá una caída de la demanda laboral o aumento moderado.

* Que la Argentina tenga crecimiento cero, donde se puede esperar un desempleo de dos dígitos, no de 15 pero si encima de 10 puntos.

En tanto, Eduardo Fracchia, director del Área Economía del IAE Business School-Universidad Austral, contempló un aumento de los niveles de desempleo que pasará de 7 a 9 puntos. El gran impacto lo sentirán automotrices, bancos y construcción que hasta ahora fueron grandes creadores, comentó.

José María Casábal, country manager del sitio de empleos bumeran.com, agregó que según un relevamiento realizado entre 1.000 empresas, más allá de los despidos recurrirán a otras medidas como contar con una planta de personal estable y evitar personal extra.

También Kritz admitió que antes que la crisis internacional estallara con mayor intensidad ya preveían un cambio de escenario para 2009 y por eso muchas empresas modificaron sus proyecciones con un 25% de reducción de horas de trabajo y adelanto de vacaciones. “No se hablaba de despidos pero si finalización de contratos temporarios”.

¿Alguien creará empleo?
Aunque los economistas sostienen que ningún sector escapará a las condiciones del contexto, Casábal describió algunas excepciones. “Seguros, Retail y Medicina Prepaga serán los sectores más atentos y con planes de contratación agresivos. El motivo es que, al tratarse de un negocio de individuos, trataran de aprovechar a los ejecutivos que quedaron fuera de las AFJP”, comentó.

En cuanto a los perfiles más buscados por el mercado en general el liderazgo lo tienen los comerciales, luego ingenieros y programadores, igual que en segundo semestre de 2008. El 70% de las búsquedas serán en marzo.

“Las empresas empiezan a mirar los presupuestos con detenimiento. Muchas los mantendrán y buscarán gente, pero aparecen los indicadores de cautela”, comentó Casábal.

De esta manera, el debate queda abierto de cara a un año que según las perspectivas será conflictivo, y que por eso, como sostuvo Fracchia, el diálogo será la única salida.

Fuente | Infobae Profesional