Supermercadistas marcan la cancha ante la expansión de Carrefour en Rosario

0
1044

Cámara de Supermercados de Santa Fe.
A fines de mayo la cadena de supermados local Lorena fue adquirida por Carrefour. Como consecuencia de esa operación, la francesa se quedó con los metros cuadrados de superficie comercial que le correspondían a la rosarina y, si bien aun no hay anuncios oficiales, todo indica que los usaría para potenciar su presencia en la ciudad. Ni lerdos ni perezosos, los supermercadistas locales ya empezaron a marcar la cancha, amparados en el paraguas que les brinda la amplia legislación que rige al respecto.

“De ninguna manera nos oponemos a que Carrefour tenga nuevas bocas o incluso sume todos los metros para abrir una gran superficie comercial, pero tampoco vamos a permitir que se viole la ley y no queremos que se supere ni por un metro lo permitido”, dijo en diálogo con punto biz una alta fuente de la Cámara de Supermercadistas.
“La Cámara siempre defendió la aplicación a rajatabla de la Ley. Queremos que se preserven las fuentes de trabajo antes que nada, y justamente para eso se sancionó la normativa, porque de no haber existido hoy no hubiesen sido 90 los trabajadores que hubieran luchando por mantener su puesto sino 900”, aseveró.

Para dejar bien en claro su posición hasta en las más altas esferas, incluso ya pidieron una reunión con funcionarios municipales y, aunque aclaran que no es “exclusivamente” para tratar este tema, se cae de maduro que será el eje del encuentro.

De hecho, la entidad tuvo un rol fundamental en la sanción de la Ley 12.069 y la ordenanza 7790. Ambas regulan la instalación de nuevas superficies comerciales (mayores a 1200 metros cuadrados) y fueron claves a la hora de ponerle el freno al mayorista Yaguar quien, con la estructura montada y la gente contratada, finalmente debió dar marcha atrás y no pudo aterrizar en suelo rosarino.

Pero si Carrefour pretende avanzar con nuevos locales en la ciudad, deberá tener en cuenta también la ordenanza aprobada por unanimidad en el Concejo a fines del año pasado, a través de la cual se creó el denominado “radio de protección”. Así, todo comercio del rubro que pretenda emplazarse en la ciudad tendrá restricciones: cuando sea de entre 100 y 500 m2 cubiertos deberá respetar una distancia mínima de separación de 300 metros de cualquier otro comercio ya habilitado; y cuando sea de entre 500 y 1.200 m2 el nuevo local, la distancia mínima a respetar será de 500 metros.

Si aun así las intenciones de la francesa no se dan de bruces con las tres normativas mencionadas, también debe tener en cuenta una cuarta: la Ley de Defensa de la Competencia que rige a nivel nacional y que establece que ninguna firma podrá tener una “posición dominante en el mercado”, esto es, no podrá superar el 30% de la facturación total.

Con todo, hasta ahora lo único que se conoció oficialmente es que Carrefour empleará a los 90 trabajadores de Lorena y que para ello tiene planeado crecer en Rosario. Aun no hay aclaraciones sobre si lo hará ocupando los locales que pertenecieron a la firma rosarina (en manos de Eki) o aprovechando los metros cuadrados de todas esas bocas (que superan ampliamente los 1200) para sumarlos y abrir una gran sucursal.

Ayer el propio Agustín Rossi, presidente del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, confirmó las intenciones de la francesa al salir del encuentro que mantuvo con representantes del gremio Empleados de Comercio: “En pocos días más se irá normalizando la ubicación de los trabajadores, según el compromiso asumido por la empresa Carrefour quien prevé la apertura de nuevas bocas de expendio en la ciudad de Rosario”, manifestó.

Fuente: Punto Biz