Tras la pelea del campo, los hoteles de Rosario volvieron a llenarse

0
779

Durante la semana los hoteles de Rosario mantienen interesantes niveles de ocupación por las actividades comerciales y profesionales propias de la ciudad. Pero así como hasta hace poco tiempo los fines de semana venían demasiado “tranquilos”, el último viernes y sábado las plazas estuvieron casi colmadas. Los que se acercaron al lleno fueron los hostels y los hoteles de cuatro y dos estrellas, mientras los de tres rondaron el 80 por ciento de ocupación. En los alojamientos atribuyen la recuperación a las vacaciones de invierno y al fin del conflicto agropecuario. De a poco, el turismo receptivo se normaliza.

Desde marzo pasado, aun con vaivenes, la actividad hotelera se mostró sensible a una saga de factores que terminaron conspirando contra el turismo local: el lock out del agro, las quemas de campos y la interminable neblina que bloquearon autopistas y rutas, así como los previsibles efectos de la inflación, que sujetaron los presupuestos familiares a gastos menos accesorios.

Por eso las vacaciones de invierno crearon expectativas. Desde el Ente Turístico Rosario (Etur) confiaron en que el repunte se mantenga y, más aún, se acentúe a partir de la semana próxima, cuando comienza el receso en Buenos Aires y Capital Federal.

Lo cierto es que ya durante el último fin de semana, y con el resto de las provincias limítrofes de vacaciones, los hoteles trabajaron con muy buenos niveles de ocupación.

Los de cuatro estrellas mostraron una ocupación promedio superior al 90 por ciento (el Rosario y el Alvear Apart del 100 por ciento; el Plaza Real del 97; el Presidente y el Garden del 95; el Holiday Inn, el Apart Pringles y el Riviera del 90, y el Howard Johnson del 75).

También los hoteles de dos estrellas estuvieron casi llenos: el Zurich, el Continente y el Embajador al 100 por ciento; el Colonial al 95, y el Benidorm al 90. Los de tres estrellas, en cambio, tuvieron una buena performance, pero levemente más baja. El República rondó el 88 por ciento de ocupación, el Majestic el 84, el Nuevo Europeo el 75 y el Imperio el 70.

En general, los encargados de los hoteles admitieron que los últimos meses fueron muy desparejos para el sector, aunque nunca dejaron de recibir huéspedes porque la plaza local está asentada.

En el Plaza Real, por ejemplo, explicaron que aun fuera de la época de vacaciones se trabajó “muy bien” gracias a los segmentos corporativos y a una demanda turística estable. Aun así, en muchos otros hoteles admitieron que en los pasados tres meses se funcionó con menores niveles de reserva y contrataciones en el acto.

Durante los últimos días y sobre todo este fin de semana, las plazas hoteleras locales se llenaron por el arribo de parejas y familias con chicos de vacaciones. Muchos de Córdoba, Corrientes, Entre Ríos y el interior de Santa Fe, aunque también hubo gente de Buenos Aires.

El segmento de los hostels merece un aparte. Muchos de ellos ocupados al 100 por ciento (La Casona de Don Jaime en sus dos sedes, Che Pampa’s, La Comunidad y Rosario Inn) y otros con el 90 o 95 por ciento de sus plazas cubiertas (Pichincha, Rosario Hostel y Avanti), ya se afirmaron como un lugar de encuentro de jóvenes, tanto argentinos como extranjeros.

Al menos hasta ayer, entre sus huéspedes se contaban australianos, españoles, franceses, alemanes y norteamericanos, que confraternizaron con grupos de chicos argentinos. Algunos de ellos llegaron a Rosario para recordar al Negro Fontanarrosa.

Fuente | La Capital