La Asociación Empresaria pidió explicaciones por los cortes de energía

0
1007

Daniel Cantalejo, Elías Soso y Ricardo Diab.
Ante los reiterados cortes de energía en las zonas comerciales Elias Soso y Ricardo Diab se reunieron con autoridades de la EPE para dialogar sobre la problemática. Su Presidente, Daniel Cantalejo, anunció un plan plurianual de recuperación de redes para la renovación del servicio de baja tensión en el centro rosarino.

Durante el pasado viernes se realizó un encuentro entre los referentes de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) y los directivos de la Empresa Provincial de la Energía, en el que estos les comunicaron los detalles del plan de obras 2011-2015 que la distribuidora estatal lleva adelante para la mejora del servicio en toda la ciudad. De la reunión participaron el titular del directorio de la EPE y el presidente y el secretario de la entidad empresaria, Elías Soso y Roberto Diab, respectivamente.

Ante la inquietud de los dirigentes empresarios acerca de algunas interrupciones del suministro eléctrico en los últimos días en determinadas zonas del área central, El presidente de la EPE, Daniel Cantalejo, les brindó una reseña de las inversiones que han permitido poner en valor la infraestructura, y por ende, mejorar la calidad del servicio. Asimismo, recordó el estado de obsolescencia en el que se encontraban las redes eléctricas de las zonas comerciales de la ciudad al asumir la conducción de la EPE.

“Para informar correctamente a la población, hay que poner la situación en su contexto: veníamos en años anteriores con 9 a 12 fallas diarias en Rosario, y hoy tenemos un promedio de 3 desperfectos por día en media tensión. Y hay que observar que en Rosario la red de media tensión está compuesta por 420 cables distribuidores y 100 alimentadores. Rosario tiene 1.000 kilómetros de cables de media tensión y otro tanto en cables de baja tensión. La EPE aquí abastece todos los días, las 24 horas, a 350.000 clientes”, introdujo Cantalejo.

El anuncio
Además, Cantalejo anunció un proceso intensivo de inversión en el área céntrica de Rosario para incrementar el ritmo de renovación de la red domiciliaria de baja tensión en un período de 4 años como mínimo. En 2012 se reemplazarán las líneas subterráneas en una superficie de entre 30 y 40 manzanas, y supondrá una inversión de más de 40 millones de pesos, hasta completar a ese ritmo la zona comprendida entre bulevar Oroño, avenida Pellegrini y el río.

Por su parte desde la Asociación Empresaria transmitieron los reclamos de los comerciantes y vecinos de las zonas más afectadas y expresaron la necesidad de dar rápida respuesta ante los cortes.

“Es evidente que la EPE se está ocupando de la situación, hay un plan en consonancia con la apertura de las licitaciones que se llevan a cabo”, ponderó Soso. El dirigente señaló su preocupación por los cortes de servicio y ante ello se interiorizó acerca de la evolución del plan de obras. “La red tiene una antigüedad de 50 años y eso no tiene solución inmediata, pero vemos que la EPE propone un ritmo de trabajo que seguramente dentro de unos cinco años habrá significado la renovación a pleno en el centro. Nos vamos conformes: hay coincidencias y hace falta más inversión por delante. Le pediremos al gobierno provincial que disponga de los fondos necesarios para que la EPE pueda apurar el ritmo de obras que se requiere. La ciudad está creciendo en forma impresionante”, señaló el titular de la AER.

“Es un desafío crecer en calidad de servicio cuando la demanda en Rosario crece al 10 por ciento anual. Pero la respuesta ya se puede medir: en el último invierno hubo menos cortes que en el anterior, y hablamos de una ciudad que en estos cuatros años sumó 1.100 edificios y 1.400 comercios”, indicó Cantalejo.

El titular de la EPE explicó que habiendo elevado la calidad de la red de media tensión, llegó la hora de invertir mayores esfuerzos en la red de baja tensión “Son alrededor de 250 manzanas que se intervendrán a lo largo de 4 a 6 años. Eso significará romper las veredas, tender el cable nuevo, hacer las derivaciones una por una a cada vivienda, comercio y edificio, y desafectar el cable viejo”, advirtió el funcionario.
Cantalejo señaló que para que la ejecución de obra cause el menor impacto posible sobre el territorio, en 2012 se intervendrá sobre unas 30 manzanas. Las primeras corresponderán a los sectores que mayor número de fallas experimenta por obsolescencia de la red. La inversión prevista oscilará entre 40 y 60 millones de pesos anuales.

Daniel Cantalejo, Elías Soso y Ricardo Diab.