Un millón de lámparas de bajo consumo para Rosario

0
964

un-millon-de-lamparas-de-bajo-consumo-para-rosario

Un amplio abanico de organizaciones de la ciudad, sindicales y empresarias; funcionarios del Ministerio de Planificación Federal más algunos intendentes justicialistas de la región, con el respaldo de autoridades de la Universidad Nacional de Rosario, se congregaron ayer en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza, en Paraguay al 1200, para presentar la puesta en marcha del Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía (Pronuree), por medio del cual se iniciará en Rosario y alrededores la distribución de un millón de lámparas de bajo consumo de manera gratuita desde el próximo lunes. Además, en la presentación se hizo hincapié en el plan de obras de infraestructura para la generación y distribución de energía que ejecuta el gobierno nacional.

“El objetivo es reducir el consumo y fomentar un uso racional de la energía, teniendo en cuenta lo que cuesta y los problemas que se generan por los cortes de luz, como bien sabemos en esta provincia”, comentó Amílcar Amaya, secretario adjunto de Luz y Fuerza. “La implementación del plan es a través de la firma de un convenio con el Ministerio de Planificación de la Nación (que comanda Julio De Vido). Todos tenemos que poner responsabilidad en este tema de importancia para la sociedad en su conjunto”, agregó.

Para Amaya, desde la consumación del programa nacional a fines de 2007, en Santa Fe “no hubo un trabajo constante en el reparto de lámparas para beneficio del sistema eléctrico”. El dirigente de Luz y Fuerza indicó que la entrega de estas luminarias de bajo consumo que provee el Ministerio de Planificación se iniciará la semana que viene, y que la idea es que las distintas organizaciones que se sumaron al plan actúen como centros de recambio.

Horacio Schiaffino, coordinador de Asuntos Institucionales del Ministerio de Planificación de la Nación, sostuvo que el principal pilar del programa es la concientización del uso de la energía, y que para eso se diseñó la salida de cuadrillas por los barrios para repartir lámparas puerta a puerta.

“El vecino debe entregar su lámpara incandescente para canjearla por una de bajo consumo, que representa un ahorro del 20 por ciento”, señaló el funcionario nacional, al tiempo que explicó que una bombita de 75 vatios equivale a una lámpara de 18 vatios de bajo consumo.

“El plan ya se aplica en 1.950 localidades de todo el país. Y si bien esto significa un ahorro importante, hay que señalar también las grandes inversiones y las obras de infraestructura que se vienen haciendo desde 2003, que permitieron que el sistema energético se aguante cualquier récord de consumo”, destacó Schiaffino.

Hasta 2009 se repartieron en todo el país 15 millones de lámparas de bajo consumo, lo que representó un ahorro de energía de 750 megavatios; esto es, más o menos la potencia que tendrá la central Atucha II cuando esté en funcionamiento. Y siguiendo esta correlación, si en Rosario y la zona se reparten un millón de lámparas esto representará un ahorro de 75 megavatios, que es bastante parecido a lo que genera la usina Sorrento, en la zona norte de la ciudad.

¿Cómo se hará el reparto?
Según consigna el diario La Capital, Luz y Fuerza, principal adherente al Pronuree, comenzará -en un principio- a repartir las lámparas a partir del lunes próximo, de 9 a 12 y de 16 a 19.30 en la sede del sindicato.

Para poder acceder a las lámparas (cuatro por familia) hay que presentar la última factura de luz paga y las bombillas comunes para realizar el canje por las de bajo consumo.

A favor del ahorro
Sentados a una larga mesa en el cuarto piso de Luz y Fuerza, diferentes voces se pronunciaron a favor del ahorro energético. Según Néstor Ferrazza, secretario general de la CGT Rosario, el programa de uso racional de la energía permitirá, con el reparto de lámparas, “un ahorro para los trabajadores”. “El tema energético es muy importante y por eso desde la CGT adherimos a este plan”, consignó el sindicalista.

Armando Perichón, director del Pami Rosario, resaltó que el programa permitirá ahorrar energía. “Estamos pensando hacer una gestión en los barrios por medio de los centros de jubilados, para que todos los afiliados dispongan de lámparas de bajo consumo”, indicó.

Elías Soso, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario, aplaudió la iniciativa y recordó que hace años “que se viene peleando por modificar hábitos de consumo de energía como una contribución a disponer de un remanente para que los sectores productivos no tengan que estar penando para generar empleo y mayor producción”. El empresario dijo que aceptaban esta medida de coyuntura, “pero se necesitan inversiones cuantiosas para terminar con la falta de energía”.

Esteban Moine, director ejecutivo de la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe), se pronunció en el mismo sentido que Soso. “Vamos a promover y a concientizar a los industriales sobre el uso de la energía, porque es necesario para el sector productivo pero también para la calidad de vida de la sociedad”, sostuvo.

El intendente de Venado Tuerto, José Freyre, habló en nombre de sus pares y destacó que la iniciativa favorecerá tanto al comercio como a la industria, además de comentar una experiencia en su ciudad en base a energías renovables.

Fuente | NotiExpress