Un muñeco que concentra la moda y viste a los más creativos

0
879

waapos

Un juguete que no es para chicos, no sirve para jugar y se lleva puesto como una bufanda o una cartera… ¿qué es? Es un Waapos, un muñeco que concentra las últimas tendencias de la moda, único en el reino de los art toys (juguetes arte), creado para todos los que desenvuelven en las industrias creativas.

El reino de los Waapos, en el que se encuentran creaciones de Swarovski y Tramando, de Martín Churba, fue creado por Rolando Meyer, un ingeniero industrial que decidió desarrollar su costado artístico con estos muñecos, que pasaron a formar parte de otro emprendimiento inspirado en las mismas ideas: Elevate, una consultora en gestión de la creatividad que ya está trabajando en productos originales, funcionales y artísticos. Los Waapos, que vienen con sus pasaportes correspondientes con nombre y origen, están presentes en varias tiendas argentinas y pusieron un pie en el mayor centro de art toys de Nueva York: Kid Robot.

Los primeros nacieron en 2008. Por entonces, Meyer, de 31 años, trabajaba en una agencia de innovación. “Había vuelto de Milán, donde hice un máster en gestión de diseño. Ahí conocí a Gozde Yolac, una compañera que fue la inspiradora del proyecto”, recordó Meyer.

“Ella entró un día con un muñeco colgando, hecho por ella, y yo empecé a ver más allá. Empecé a ver todo un negocio detrás. Me volví con la foto del muñeco y empezamos a trabajar juntos. En realidad, ella cobra regalías por el diseño, ya que el proyecto lo manejo yo”, agregó. Según señaló, los Waapos nacieron como un producto vip entendiendo por vip very important presents o “regalos muy importantes”.

“Creamos una necesidad en donde no la había. Estos son accesorios de moda que en Tokio o Alemania ya ves en la calle como algo común. Los seguidores del diseño los llevan colgados del cinturón o en las mochilas”, explicó Meyer, que lanzó la primera colección de 300 muñecos en marzo de 2008.

“Los ubicamos con estrategia en lugares como la boutique del Hotel Faena o Puro Diseño. Cuestan entre 150 y 250 pesos y concentran la moda del momento”, añadió.
Un ascensor y varios socios

Meyer se unió con otros artistas para lanzar colecciones especiales de Waapos. A Martín Churba, uno de los diseñadores más reconocidos del país, lo convenció en un ascensor.

“Me lo crucé en el Correo, sabía que tenía tres pisos de recorrido en ascensor para convencerlo y lo hice. Hicimos un Waapos de Tramando con él y después también otro con Swarovski. También armé uno con Simon Collins (director de la escuela de diseño norteamericana Parsons)”, dijo, y agregó: “Tengo buenos contactos y quiero trabajar con gente como Marc Jacobs o Vivienne Westwood. También seguiré con aliados acá: pronto vamos a sacar un Waapos con Juana de Arco”.

Tras posicionar el producto, un grupo de emprendedores reconoció en Meyer el potencial de vender cosas nuevas y le pidió que desarrollara su marca.

“Ahí nació la idea de ofrecer a otros un servicio de gestión de la creatividad y armé la consultora Elevate. Empecé en 2008 con una profesora colega del ITBA, donde doy clases, y un alumno del mismo instituto”, dijo el emprendedor, que facturará $ 300.000 en 2010 por Waapos y Elevate.

“Lo que hacemos es brindar asesoramiento -agregó- y uno de los clientes es Emprear, el centro de emprendedores del ITBA. También desarrollamos cosas nuevas como Waapos. Ahora estamos trabajando en un guardacables con diseño para poder ocultar los cables de la casa con un objeto decorativo.”

Fuente | La Nación