Una herramienta que facilita la búsqueda de propiedades en la Red

0
885

En 2006, Daniel Ryba empezó a buscar un departamento para alquilar, y cuando se metió en Internet para ver propiedades se dio cuenta de que no había buenas fotos y que faltaban planos. Bastó esa experiencia personal para que Ryba creara Showhouses, una empresa que fotografía y diseña planos de propiedades para que las inmobiliarias puedan mostrarlas en Internet. Hoy factura más de $ 300.000 al año.

El actuario, de 35 años, se encontró con su vocación emprendedora a los 20, cuando consiguió la concesión del bar de un colegio.

“Siempre supe que quería algo independiente y siempre busqué opciones. El bar se lo pasé a mis hermanos y después me metí en un proyecto similar a la firma digital que no prosperó”, recordó el empresario, que, con otros socios, maneja una consultora contable y actuarial.

Después de ese “fracaso” salió en busca de un departamento y volvió con una idea de negocios.

“Todo el proceso me permitió ver que no había buenas imágenes de las propiedades y mucho menos, planos que me facilitaran la búsqueda. Ahí mismo llamé a un fotógrafo amigo, descargué un software de planos y salí a vender el servicio a las inmobiliarias”, relató Ryba, que realizó las primeras pruebas con su propio departamento.

“La búsqueda de clientes fue más difícil que la de mi departamento. Las inmobiliarias son muy cuidadosas con sus presupuestos y no querían gastar en fotos o planos. No se daban cuenta de los inquilinos y compradores que se estaban perdiendo”, agregó.

Por fin apareció un primer cliente: una inmobiliaria pequeña, nueva y con tres socios jóvenes que le dieron una oportunidad.

“Así arrancamos, y de a poco nos empezaron a abrir las puertas otras compañías. El servicio tenía que funcionar: hay firmas que tienen más de 1000 propiedades y es imposible que su personal se haga cargo de todo”, señaló el emprendedor, que a los dos meses se cansó de los planos y contrató a una diseñadora.

En septiembre de ese año montó su primer stand en una feria inmobiliaria que le facilitó la llegada a otras empresas.

Poca inversión

“No necesité una gran inversión inicial. En realidad, nada, porque ocupé una oficina de mi familia. Este negocio es totalmente movible, yo trabajo más que nada desde un bar, sólo necesito la computadora. Me contacto vía mail con los clientes, que me encargan las tareas y ahí mando a la gente”, explicó el empresario, que armó su equipo de fotógrafos con estudiantes de esa carrera.

“El plazo de entrega es de dos días y nos manejamos con discreción, porque es una tarea delicada. Acá la gente deja su llave, nosotros entramos en el departamento, hacemos todo lo necesario y nos vamos en silencio”, agregó.

En dos años, Showhouses consolidó una cartera de 200 clientes entre grandes y pequeñas inmobiliarias con propiedades en Belgrano, Vicente López, Núñez, Palermo, Puerto Madero, Villa Crespo, el microcentro y Recoleta. Actualmente, procesa entre 15 y 30 departamentos por día con un equipo de 4 diseñadores de planos y 3 fotógrafos.

La demanda llevó a la empresa a ofrecer también servicios de diseño de páginas web y videos. El próximo paso es la expansión hacia los principales destinos turísticos de la Argentina.

Para ello, Ryba está capacitando a uno de los empleados para que se haga cargo de todas las operaciones de Buenos Aires. El plan es poder desprenderse de esas responsabilidades para viajar en primer lugar a Mar del Plata en busca de nuevos clientes.

“Este año, vamos a trabajar fuerte en la costa y en 2009 la idea es llegar a todo el interior. La movilidad del trabajo tiene muchas ventajas y no va a ser difícil estructurar equipos en cada provincia y controlar todo, de alguna manera, desde Buenos Aires”, concluyó Ryba.

Fuente | La Nación