Unos 3 mil alumnos se alejaron de la Universidad en los últimos 4 años

0
796

En los últimos cuatro años, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) perdió casi tres mil alumnos; una cifra que también se trasladó a la cantidad de jóvenes aspirantes a alguna de las carreras que ofrecen las 12 facultades de la casa de altos estudios. El secretario académico, Enrique Barés, reconoció que “se trata de un número significativo”, y a la hora de dimensionar el fenómeno señaló: “Tres mil alumnos representan el cuatro por ciento del total de los estudiantes, por lo que no estamos ante un proceso marginal”.

Los datos se hicieron públicos a través del Boletín 2007, que presenta la Dirección General de Estadística de la Universidad y donde se consigna la última información disponible sobre cada una de las carreras y el perfil de los estudiantes.

Si bien desde 1992 la matrícula de la UNR creció sostenida y progresivamente, el pico se alcanzó en 2004 y a partir de allí comenzó el descenso. Así, mientras ese año la casa de estudios llegó a tener 75.380 estudiantes, actualmente la cifra descendió a 72.398.

Lo mismo sucedió con el número de nuevos inscriptos a las carreras: en 2004 sumaban 16.685, mientras que en el ingreso 2007 el número es de 13.595. Claro que ese año la caída se notó más en algunas carreras que en otras. En el caso de la Facultad de Ciencias Médicas, aunque sigue siendo de las más pobladas, en el 2007 tuvo casi 300 aspirantes menos que en 2006; así como Ciencias Económicas perdió 87 ingresantes y Ciencia Política tiene también 103 inscriptos menos.

A la hora de analizar las causas que provocan esta disminución, el secretario académico de la UNR aclaró que no se puede hablar de un solo factor y apuntó a la “multicausalidad” del fenómeno. Sin embargo, enumeró como principales desencadenantes el deterioro del sistema de la escuela media y la reactivación del mercado laboral.

“Los jóvenes traen menos herramientas de lo que era el polimodal (ahora nuevamente escuela secundaria) para acceder a la Universidad y eso se ve en las aulas con los ingresantes, donde se advierte el deterioro de las competencias de lectura y de pensamiento lógico-matemático”, detalló Barés en referencia a la experiencia transmitida por los docentes que están al frente de los primeros años de las carreras.

Sin embargo, otra de las causas fundamentales es la “modificación de la estructura productiva y el crecimiento del empleo”, indicó, y agregó inmediatamente que “si se realizan cortes históricos, se puede leer la realidad económica del país a través la matrícula universitaria porque siempre estuvieron directamente asociados”.

Para el secretario académico, así como en los 90 “la Universidad fue un espacio de contención ante el desempleo”, actualmente “muchos de los jóvenes estudiantes de los últimos años, sobre todo de las distintas ingenierías, dejan los estudios porque con los conocimientos que tienen consiguieron trabajos con sueldos importantes y entonces no vuelven a las aulas. Otros, antes de empezar a estudiar, prefieren buscar trabajo”.

La elección. Lo cierto es que a la hora de elegir su carrera, los ingresantes 2007 volvieron a inclinarse por las tradicionales. Medicina siguió siendo la facultad más populosa, pero ese año tuvo 300 aspirantes menos (ver aparte); también tuvo menos alumnos nuevos Ciencia Política, que ya en 2005 y 2006 había perdido más de 230 inscriptos y este año restó otros 100; y Ciencias Económicas, otra de las más concurridas, cosechó 87 nuevos alumnos menos.

En cambio, otras carreras tradicionales crecieron en cantidad de inscriptos. Ese fue el caso de Arquitectura, que sumó casi 200 estudiantes, Derecho con 140 inscriptos más y Psicología con más de 70 ingresantes por encima del año anterior.

“Son las carreras más clásicas las que siguen convocando a más jóvenes. Por eso, cuando se habla de diversificar la oferta se hace, pero siempre teniendo en cuenta que siguen sumando más alumnos las carreras tradicionales”, indicó Barés, y agregó: “Quizás prefieran ser un abogado desempleado que técnico en biología molecular con trabajo garantizado. Es más una cuestión sociológica”.

Ellas son más
En 10 de las 12 facultades de la UNR las mujeres son mayoría. Es más, del total de alumnos, 44.211 son mujeres y 28.187 varones. Sólo en Ciencias Agrarias y en Ciencias Exactas hay más hombres. Es “un buen signo que evidencia el avance de la mujer”, sostuvo el secretario académico, Enrique Barés.

Fuente | La Capital