Vuelve la carne y se normaliza el abastecimiento de otros alimentos

0
812

verduleria.jpg

El fin de semana habrá asadito. Finalmente hoy las carnicerías rosarinas comenzarán a recibir mercadería en forma normal. Sin embargo, los primeros signos de abastecimiento comenzaron a visualizarse ayer con la llegada de los camiones al mercado frutihortícola.

Reapareció en las verdulerías toda la gama de productos de estación y también —tal vez el dato más interesante para el consumidor— los precios comenzaron a retrotraerse a su valor anterior al paro agropecuario. Los lácteos, otro de los ausentes durante los últimos días, poblaron las góndolas de supermercados y almacenes. Referentes del sector aseguran que el fin de semana el mercado estará abastecido en forma normal.

José García, presidente de la Sociedad de Carniceros de Rosario, confirmó que los frigoríficos faenaron ayer casi normalmente y por eso hoy abastecerán a los comercios en forma habitual. “El fin de semana el mercado estará abastecido”, subrayó.

El ganado comenzó a llegar a los frigoríficos ni bien se levantó el paro, los productores ganaderos comenzaron a vender su hacienda en forma particular. Ayer si bien el mercado rosarino no operó, sí lo hizo Liniers, en la provincia se registró actividad en los remates en las ferias del interior. Para hoy se espera la llegada de un gran volumen de hacienda para comercializar a través del mercado de Rosario.

Además, tanto el mercado de ganado de Liniers como el de Rosario operarán mañana para poder abastecer al mercado. Es más Liniers abrirá un sábado por primera vez en la historia de su existencia en el país.

Sin embargo, no todas son buenas noticias. La carne llegará a las mesas, pero a un mayor precio. El dirigente precisó que los precios sufrieron una suba de entre 6 y 10%. “No estará a 25 pesos como llegó durante el paro porque los que tenían mercadería la conseguían a este precio, pero los cortes rondarán entre 18 y 20 pesos”, precisó García.

Por caso mencionó que un kilo de asado estará entre 14 y 18, la pulpa entre 15 y 20 y la carne picada entre 8 y 11 pesos.

Por otra parte, el pollo, que también había sufrido un importante incremento durante la medida de fuerza agraria, se mantendrá en ese nivel. “Antes del paro el pollo estaba 5,20 pesos el kilo y después llegó hasta 10 pesos, pero en su mayoría se vendía a 7 y mañana lo tendremos a ese precio”, señaló.

En ese sentido, García mostró su preocupación por el precio futuro del pollo ya que muchos criaderos tuvieron que realizar una matanza de pollos bebés por la falta de alimento y “esa era la oferta futura”.

Los precios de frutas y verduras, que alcanzaron alzas de entre 30 y 40%, durante la medida de fuerza registraban ayer rebajas sustanciales. En los puestos del mercado los compradores conseguían la bolsa de papa a 45 pesos y el bolsón de 20 kilos de zanahorias a 25 pesos.

Verdulerías
Desde el mercado frutihortícola Eduardo Eraso aseguró que “la tendencia es a que los precios se normalizarán y se ubicarán en el nivel anterior al paro”. Asimismo, indicó que el ingreso de mercadería durante el día de ayer fue en forma normal y anticipó que el lunes el abastecimiento será total.

Mario Soresi también se mostró conforme con el ingreso de mercadería y destacó que “se está dando el efecto natural de baja de precios porque se registró una mayor oferta”.

En tanto, Juan Milito, presidente del Centro Unión de Almaceneros, destacó que la leche fluida ingresó ayer dentro de los márgenes habituales aunque señaló que todavía falta completar el abastecimiento de derivados como crema de leche o manteca. A diferencia de otros productos, los lácteos no incrementaron sus precios durante el paro porque las empresas del sector son controladas de cerca por el gobierno para que mantengan el acuerdo de precio fijado.

Fuente | La Capital