Las ventas minoristas pyme cayeron 3,5% anual en septiembre

0
126
Índice de Ventas Minoristas PYMES. Septiembre 2022.

Medidas sus ventas a valores constantes, en los comercios minoristas pyme se registró un descenso del 3,5% en septiembre 2022, frente al mismo mes del año pasado. Así, se apunta por tercer mes consecutivo, una baja en las ventas minoristas en la comparación interanual. Sin embargo, en los primeros nueve meses del año, se observa un crecimiento en el comercio minorista del orden del 0,5% (vs. igual periodo 2021).

En septiembre, cinco de los seis rubros relevados vieron reducir sus ventas en la confrontación con 2021. En el balance mensual, las ventas de las pequeñas y medianas empresas se retrajeron 1,4%, también con cinco rubros en declive y uno en alza.

Así surge del Índice de Ventas Minoristas Pymes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), elaborado en base a su relevamiento mensual entre 1.207 comercios del país, realizado entre el 3 y 5 de octubre de 2022.

Análisis por rubro

El sector de Farmacia y Perfumería con una suba de 8,1% interanual en sus ventas fue el único que registró un incremento en el mes de septiembre. El resto de los ramos se retrajeron, con la mayor caída contabilizada por Textil e Indumentaria (-17%).

1) Alimentos y Bebidas. Las ventas disminuyeron 1% anual y 3,6% mensual, a valores constantes. Los negocios consultados coincidieron que el mes estuvo marcado por una inflación creciente y una merma en la demanda respecto a meses anteriores. Los comerciantes comentaron dificultades para reponer mercaderías, subas de precios semanales, y acumulación de deudas con proveedores como las principales problemáticas del mes.

“Los aumentos en los precios y las manifestaciones en la vía pública afectaron mucho nuestras ventas del mes”, relató el copropietario de un almacén localizado en la ciudad de Córdoba.

“La inflación nos está ahogando, vendimos mucho pero no vemos la diferencia en las ganancias”, dijo la dueña de un local de comidas de Tinogasta, en Catamarca.

2) Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles. El desplome fue del 5,1% anual en septiembre y 3% en la comparación mensual, a valores constantes. Fue otro mes en baja para las pymes del rubro que ubicaron al incremento del costo financiero del último mes, al faltante de productos y, sobre todo, los aumentos de precios en cada entrega de mercadería, como la justificación de este comportamiento de las ventas.

“No podemos seguir vendiendo así, los costos de las tarjetas subieron y nos mató”, resumió la dueña de un negocio de Godoy Cruz en Mendoza.

“Nos fue bien en ventas porque mantuvimos todos los precios, pero nos fue pésimo en rentabilidad”, expresó el propietario de un negocio en Castelar, Provincia de Buenos Aires.

3) Calzado y marroquinería. Las ventas del sector se retrajeron 10,5% anual y 5,7% mensual en septiembre, siempre medidas a valores constantes. La mayoría de los comercios consultados llevaron adelante acciones para levantar la venta: reformas en los locales, incorporación de nuevos segmentos de productos, liquidaciones anticipadas, fueron algunas de las estrategias para despertar el interés de un público poco entusiasmado, aunque la evolución de los precios desanimó al consumidor.

“Septiembre fue particularmente malo, estamos muy preocupados. Hicimos cambios de vidrieras, liquidaciones, rebajas, pero no repuntan las ventas”, relató un empresario de CABA.

“Estamos invirtiendo todo en stock de la nueva temporada primavera-verano, estamos reformando el local, solo esperamos que sirva para repuntar”, manifestó la dueña de un local de la ciudad de Salta.

4) Farmacia y perfumería. En este rubro hubo un aumento del 8,1% anual y 5,1% mensual. Además, es el único sector que contabiliza registros positivos desde hace 4 meses en forma consecutiva. Algunas farmacias informaron retrasos de pagos de las obras sociales, situación que no caracteriza la evolución de este mes en particular dado que tiene un tiempo sin resolverse aún.

“Crecimos en septiembre por una buena política comercial de descuentos y la incorporación de diversidad de mercadería”, señaló el gerente de una farmacia de la ciudad de Mendoza.

“Antes se trabajaba más constante todo el mes y ahora se nota la baja a partir de la segunda quincena”, contó la propietaria de una farmacia y perfumería de Mar del Plata en la provincia de Buenos Aires.

5) Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción. La actividad minorista retrocedió 0,6% anual en septiembre a valores constantes y 1% en la comparación intermensual. Si bien este mes fue más estable, los incrementos de precios continuaron, pero con menos frecuencia y en porcentajes más reducidos de lo registrado durante los meses de julio y agosto pasado. La situación relevada resulta bastante dispar entre comercios y productos. Si bien septiembre suele ser un mes de baja actividad, pinturas y elementos para refacciones registraron mejores números que aquellos relevados por los materiales eléctricos.

“Mejoraron las ventas, pero estamos en niveles muy bajos, sosteniendo el negocio abierto esperando que se recupere el consumo”, dijeron desde un comerciante de San Miguel de Tucumán.

“Este mes incorporamos promociones y decidimos achicar nuestros márgenes de ganancias para sostener las ventas”, comentó la propietaria de una casa de luminarias de la ciudad de Salta.

6) Textil e indumentaria. Las ventas minoristas se derrumbaron 17% anual en septiembre y 1,3% en la comparación mensual. Fue el rubro de mayor retracción en el índice minorista de CAME, y es el quinto mes consecutivo en que sus indicadores caen. Además, en septiembre se registra el declive más importante del año. Las tiendas se están manejando con subas de precios interanuales por encima del 100% lo que describe porqué la demanda se retrae tanto. Algunos comerciantes mostraron preocupación creciente por una tríada de elementos que se retroalimentan y que explican esta evolución: el aumento de la informalidad, la evolución de la venta online y la suba de precios. Aun así, las expectativas para octubre, noviembre y diciembre son alentadoras, por el Día de la Madre, el Mundial y las fiestas.

“Se nota la disminución del poder adquisitivo, ingresan clientes con menor poder de compra y se venden productos más baratos”, dijo el dueño de un comercio de la ciudad de Santiago del Estero.

“El año pasado a esta altura del año nos iba mejor, hay una contracción desde hace meses que no logra mejorar, estamos 15% debajo de 2021 en cantidades. Esperamos que en octubre y durante las fiestas repunte”, se lamentó la dueña de un local en CABA.