La Asociación Empresaria apoyó a CAME por el Cierre Dominical

0
1810

Ricardo Diab y Osvaldo Cornide por el cierre dominical
Representantes de 23 localidades de 6 provincias donde ya se implementa el descanso dominical, se convocaron en la ciudad de Rosario en apoyo a la normativa que se aprobó recientemente en la Legislatura. Al respecto, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, señaló: “El cierre dominical de los comercios permitirá que trabajadores y empresarios PYMES puedan encontrar en ese día un espacio para el reencuentro con sus familias, para el diálogo, y el descanso”.

El pasado martes, en la sede de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) se llevó a cabo la jornada por “La humanización del trabajo” en la que participaron el vicepresidente 1° de CAME, Elías Soso, el secretario de Hacienda, Fabián Tarrío, el presidente de la AER y secretario de Comercio Exterior de CAME, Ricardo Diab, el secretario de Comercio de la Provincia de Santa Fe y presidente de CAME Joven, Juan Pablo Diab, el secretario de relaciones institucionales, Mauro González, y el secretario ejecutivo, Nicolás Morelli.

También estuvieron presentes la presidenta del Concejo Deliberante, Daniela León, concejales, autoridades de la Iglesia Católica, representantes de cámaras empresarias, sindicatos, supermercadistas y hoteleros, entre otros, en apoyo al “Cierre Dominical”, recientemente aprobado en la ciudad en adhesión a la ley provincial, que dispone el cierre de establecimientos comerciales y de servicios de más de 1200 mts cuadrados los días domingos.

La medida se sancionó a pesar de las intimidaciones y de las amenazas con despidos masivos. “Fue una semana muy dura, pero para nosotros es un orgullo sancionar normas que garanticen la calidad de vida. Fue un día histórico porque ampliamos los derechos de los trabajadores”, expresó Daniela León, presidenta del Concejo Deliberante de Rosario y agregó: “Rosario es una de las ciudades más importantes de la Argentina y esto es muy importante porque nos legitima”.

Por su parte, el presidente de CAME, Osvaldo Cornide, afirmó: “Los pequeños y medianos empresarios venimos librando una batalla contra los grandes grupos económicos para devolverle a la sociedad el derecho al descanso, por medio de leyes y acuerdos voluntarios, logramos el cierre dominical en una provincia completa, La Pampa, y en más de 30 ciudades del interior del país. Además hay por lo menos 40 localidades en instancias de aprobar legislaciones para recuperar el domingo”.

Estuvieron presentes, entre otros, delegados de Cañada de Gómez, Gobernador Gálvez, Venado Tuerto (Santa Fe), Metán (Salta), Concepción del Uruguay (Entre Ríos), Arroyito (Córdoba), Tres Arroyos (Buenos Aires), Santa Rosa, Realicó, General Pico y Castex de La Pampa, quienes coincidieron en que si los locales comerciales permanecen cerrados los domingos, no se pierden ventas.

En ese sentido, Elvio Ferreyra, propietario del supermercado El Águila, de la localidad santafesina de Ceres (donde viven unos 30 mil habitantes, y hay unos 10 supermercados) relató que “desde 2005, de común acuerdo, mediante un acta, cerramos los domingos y en el 2008 se transformó en una ordenanza municipal. Nos apoyaron la Iglesia y los centros comerciales”, e indicó: “Para todos aquellos que tienen miedo de cerrar porque pueden perder ventas, les cuento que no es así, ya que se recuperan entre viernes y sábado”. Además, remarcó que la iniciativa nació de los propios supermercadistas debido a que “no es lo mismo tener un empleado agotado. Es muy positivo que descanse el domingo”.

Por su parte, Roberto Torres, de Santa Rosa, explicó que La Pampa tiene cierre dominical en toda la provincia desde el 5 de agosto de 2013. “Lo que se logró es que le gente volvió a los comercios de cercanía. Yo tengo un comercio y al principio los empleados de grandes superficies venían como clientes y nos pedían que por favor nos opusiéramos al cierre dominical porque iban a perder su trabajo, semanas después, esa misma gente nos decía: ‘dígale a su marido que le estamos agradecidos, no sabíamos lo que era estar todos juntos en la mesa’. No hubo despidos. Nada de eso pasó”, expresó.

Al respecto, Cornide observó: “Muchas veces suele decirse que si los comercios cierran los domingos caerá el consumo. Y nosotros hemos demostrado con argumentos y con la evidencia de las ciudades que ya cierran que eso no es así. Esas son las falacias que ponen las grandes cadenas para instalar temor sobre las consecuencias negativas de cerrar el domingo ¿Por qué decimos qué no hay impacto económico negativo? Porque las decisiones de ahorro y consumo de las familias no se toman en función del horario de apertura comercial, sino en función de su presupuesto y necesidades. Por lo tanto, si los comercios cierran el domingo, lo que las familias dejen de adquirir en esa jornada, será comprado de lunes a sábados, como sucede en muchos países del mundo y como está sucediendo en las ciudades de la Argentina que ya aplican esa medida. El único cambio que se producirá, es que por cuestiones de cercanía y tiempo, en la semana más gente comprará en el comercio cercano. Es decir, habrá traslado de ventas desde las grandes superficies al comercio pequeño”.

Cornide reflexionó además: “No es lo mismo descansar el domingo, cuando el descanso es compartido, que tener un franco en cualquier día de la semana como se suele asignar”.

Cabe destacar que el descanso dominical es apoyado por el Papa Francisco y ya se aplica en más de 30 localidades de la República Argentina con apoyo del Arzobispado y de los Sindicatos de Empleados de Comercio. “La iglesia ha acompañado este reclamo justo, entendiendo que estamos en el corazón de la Doctrina Social de la Iglesia, como es el derecho al descanso. Las cosas más importantes de la vida no tienen precio, no podemos preguntarnos cuánto cuesta el cierre dominical. Al defender el descanso dominical estamos defendiendo a la familia, al encuentro con los afectos”, sintetizó monseñor Emilio Cardarelli.