La confianza de las pymes subió 5,1% en septiembre

0
85

La confianza de las pequeñas y medianas empresas argentinas subió un 5,1% mensual en septiembre, completando dos meses consecutivos en alza.

El dato surge del Indice de Confianza Pyme (ICPyme) que elabora CAME para monitorear el estado de ánimo del empresario en base a tres variables: la situación presente de su empresa, sus expectativas de evolución futura y sus intenciones de inversión.

Del informe se desprende también que las empresas trabajaron con mayor tranquilidad respecto del periodo abril-julio, aunque todavía el escenario es volátil por la dificultad que genera producir con una inflación interanual de casi el 79%, como midió el IPC-INDEC de agosto.

La mayor recuperación en la confianza del mes se originó en los comercios (ICPyme-comercio) con un aumento del 5,9% mensual. En la industria (ICPyme-industria), que había mostrado una recuperación más rápida en agosto luego de la brusca caída de julio, la confianza en septiembre subió un 3,1% mensual, pero acumula un alza del 8,8% en dos meses.

Las pymes están trabajando con niveles de confianza del 40,4% por debajo de lo que sería un nivel pleno, teniendo en cuenta que el valor del indicador en septiembre fue de 59,6 puntos en una escala de 0 a 100 (0 es confianza nula y 100 confianza plena).

Consideraciones del ICPyme según sus componentes

1) El principal componente que impulsó la mejora en la confianza pyme de septiembre fueron las expectativas futuras, especialmente de los comercios, que mostraron una mejora de 23%. En la industria la mejora mensual fue de 10,7%, igualmente importante y sumando un aumento de 21,1% en dos meses.

2) La percepción sobre la situación presente, en cambio, tuvo un aumento de 0,8% en las industrias, pero una caída de 4,5% en el comercio. Los empresarios observan una economía más calma y una demanda que se mantiene a pesar de la incertidumbre, pero la ecuación costos-precios no termina de acomodarse. Esa realidad afecta sobre todo al comercio pyme: su percepción de la situación presente acumula una baja de 12,5% en dos meses. En la industria, acumula un aumento de 4,2% en el mismo periodo.

3) Eso repercute en las decisiones de inversión. En las pymes industriales, las intenciones de inversión bajaron 0,3% mensual mientras que en el comercio tuvieron una leve mejora (+0,8%).