Las medidas no deben restringir la actividad económica

0
226

El sector comercial se encuentra trabajando al 30% de su actividad previa a la pandemia, y durante todo este período apenas ha logrado mantenerse en pie. Teniendo en cuenta la importancia de mantener las fuentes de trabajo, advertimos que cualquier medida que atente contra la actividad económica implicaría el cierre definitivo de muchos de los comercios y cadenas productivas vinculadas.
 

Desde el inicio de los efectos de la presencia del COVID-19 en nuestro país y producto de las medidas sanitarias que tomaron los distintos niveles del Estado la actividad económica de los comercios en general; Bares, Restaurantes, Hoteles, Centros Comerciales a Cielo Abierto, Heladerías, Shoppings, paseos peatonales, etc. Sufrieron serias consecuencias de supervivencia, algunos pudieron resistir y otros directamente entraron en un triste proceso de cierre con consecuencias de pérdidas de fuentes de trabajo y el final de emprendimientos que fueron el sueño de cada uno de los que trabajaron para desarrollarlos.

Nuestra entidad con otras representativas mantuvimos una actitud de absoluta responsabilidad y acompañamos las medidas que se tomaron y al mismo tiempo gestionamos un cronograma de aperturas con protocolos eficiente que permitieron que los negocios se conviertan en los lugares más cuidados, tanto para el personal como para el cliente.

Las aperturas logradas permitieron poner en marcha nuevamente el flujo comercial, no obstante, la aplicación de protocolos sanitarios, los recaudos tomados por   los clientes, planificando y reduciendo sus salidas, tuvieron como consecuencia que la actividad solo funcione a un 30 o como mucho 40% de su nivel anterior a la pandemia.

Basta recorrer el centro y los distintos barrios de Rosario, por ejemplo, para observar la cantidad de locales comerciales y rubros en general cerrados. Reconocemos y valoramos los aportes recibidos por los distintos niveles del Estado, sin dejar de decir que los mismos resultaron un paliativo oportuno pero insuficiente en relación con el quebranto sufrido producto de los cierres.

Actuamos con absoluta responsabilidad afrontando las distintas etapas de contagios en nuestra ciudad, seguimos la curva acompañando con nuestros protocolos, cuidando a nuestros clientes, en momento de alta y baja cantidad de casos. Sin dudas nuestros comercios son y seguirán siendo lugares controlados y seguros.

Hoy se anuncia un nuevo rebrote de la pandemia y las autoridades sanitarias comienzan a plantear alguna alternativa para enfrentar el mismo.

Formamos parte de la sociedad que perdió seres queridos, nosotros o nuestras familias y amigos también han sido víctimas de la enfermedad, sin embargo nos vemos en la obligación de alzar nuestras voces para que dentro de las medidas que se tomen no se proceda a la restricción ni cierre de la actividad comercial en general, tanto de grandes superficies como de pequeñas superficies de los distintos rubros que componen la actividad comercial.

Los contagios no se producen dentro de nuestros negocios, esto está comprobado por el sector y por las autoridades sanitarias.

El rebrote anunciado nos ubica en pleno proceso de vacunación en todo el país, sin dudas esto es auspicioso, no obstante, debemos combatir las conductas asociadas a la relajación o a la idea de que el virus desapareció, sigue entre nosotros y por eso apelamos a la conciencia y responsabilidad ciudadana.

El nuevo proceso lo debemos afrontar con una alta responsabilidad colectiva por parte de jóvenes y adultos cumpliendo con el distanciamiento y el uso de barbijo. Debemos convivir con el COVID-19 con cuidados responsables y con la actividad económica funcionando.

SOLICITAMOS A LAS AUTORIDADES NACIONALES, PROVINCIALES Y MUNICIPALES, aúnen y aumenten sus esfuerzos para controlar actividades en espacios públicos, especialmente, cuando se evidencia que la población actúa sin los cuidados necesarios: el distanciamiento social y el uso de barbijos. Les rogamos que tomen las medidas pertinentes para transitar esta pandemia sin pensar que la solución pasa por limitar la actividad económica.

AER y sus 84 Cámaras – FECECO – Fed. Santafesina de Centros Comerciales Abiertos – Fed. Centros Comerciales Abiertos de Rosario y la Región – CICHA – AEHGAR – Cámara de Artesanos Cerveceros – Shopping Paso del Bosque.