Vacaciones de Invierno 2022: viajó un 20,7% más de turistas y excursionistas que en 2021

0
79
Gastos de turistas en vacaciones de invierno 2022.

Con 5,2 millones de turistas y 11 millones de excursionistas, las vacaciones alcanzaron niveles récord. El turismo creció 25% frente a 2021, el excursionismo 18,7%. Volvieron las fiestas y el turismo internacional. El gasto promedio diario tuvo un fuerte salto, a $5.830, no sólo por efecto inflación sino por el aporte que hizo el visitante extranjero, los viajes de mayor distancia y el mencionado regreso de las celebraciones. Lo más destacado fue el producto nieve.

Las vacaciones de invierno alcanzaron valores récord. Entre excursionistas y turistas, viajaron 15,9 millones de personas por el país, 20,7% más que el año pasado, y gastaron $147.313 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional. El impacto económico fue 95,2% mayor a 2021 a precios constantes.

Los números de estas vacaciones, elaborados por CAME en base a información brindada por entidades de provincias y municipios, fueron los siguientes:

Turistas

Viajaron 5.186.281, que, con una estadía media de 4 días y un gasto diario promedio de $5.830, dejaron ingresos directos por $120.944 millones.

A precios constantes, el impacto económico aumentó 102,2% frente a las vacaciones de invierno 2021.

La suba tan importante frente al año pasado ocurrió porque creció 24,9% la cantidad de turistas, la estadía media se incrementó 5,3% y el desembolso promedio diario, a precios constantes, subió 53,8%.

En la suba del gasto diario incidió mucho la inyección de dinero de los visitantes internacionales, además de que este año las familias realizaron viajes a distancias más largas que en 2021, involucrando más costos de transporte. También hubo más oferta de actividades recreativas, deportivas y culturales (el año pasado fueron más limitadas por la pandemia).

Excursionistas

Viajaron 10.740.850, que con un gasto promedio de $2.455 cada uno, dejaron un impacto económico de $23.369 millones durante las vacaciones.

El movimiento de excursionistas fue 18,7% mayor a 2021, el desembolso diario ascendió 41,8%, y por lo que el gasto total trepó 68,4%, ambos a precios constantes, es decir, sin considerar el impacto de la inflación. El aumento del gasto real se explica básicamente por la amplia agenda de programas que tuvieron disponibles las ciudades del país.

El producto nieve fue una de las joyas de este receso. Las grandes nevadas despertaron mucho entusiasmo y se notó en el incremento de visitantes que tuvieron este año las ciudades con ese recurso.

Además de la nieve, otro motivo de elección del “hacia dónde viajar” fueron los eventos. Uno muy destacado este año fue la XXII Bienal Internacional de Escultura de Chaco, una manifestación internacional de arte contemporáneo que reunió a artistas y pueblo en un mismo espacio, conectando de manera potente a la gente con el arte y la naturaleza. Duró una semana, atrajo a 80.000 personas diarias al predio de la ciudad de Resistencia donde tuvo lugar, convocó a escultores provenientes de Asia, Europa y América Latina y logró la presencia de 800 mil asistentes en la jornada de cierre.

La mitad de las personas que viajaron en julio lo hicieron por ocio o recreación. El resto para visitar familiares, amigos, recorrer alguna feria, asistir a algún espectáculo o participar de competencias deportivas, especialmente carreras de autos, torneos de fútbol, rugby, golf, o maratones.

Según estadísticas oficiales del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, más de 300 mil personas disfrutaron del beneficio PreViaje en estas vacaciones de invierno, generando ingresos superiores a los $9.000 millones para el sector sólo por efecto de ese programa. Destinos patagónicos como Bariloche, San Martín de los Andes, Puerto Madryn, El Calafate y Ushuaia sobresalieron entre los más elegidos.

De acuerdo con un informe de Mercado Pago sobre las tendencias de consumo en el sector entretenimiento y ocio durante las vacaciones de invierno, en julio se gastó 60% más que en junio. Los rubros que más crecieron en la comparación mensual: salas de juego (+223%), entradas a espectáculos y eventos deportivos (+104%), ventas de tickets para recitales, shows y circos (+100%); y cines y teatros (+73%). Otros ramos con fuerte desarrollo por efecto de las vacaciones fueron: pasajes de ómnibus y avión (+145%), jugueterías (+83%), gastronomía (+57%), indumentaria (+54%) y turismo y hotelería (+30%).

Un barómetro de lo que fue la temporada, son las cifras de Aerolíneas Argentinas: por el receso, tuvo un movimiento diario de 250 viajes, con un promedio de 38.000 pasajeros transportados cada día, y una ocupación plena hacia los principales destinos.

Provincia por provincia: principales resultados

Santa Fe. El balance de las vacaciones fue muy positivo y la provincia continúa afianzándose entre los destinos turísticos del país. Las dos ciudades más importantes tuvieron muy buenas tasas de ocupación en su hotelería, promediando el 85% en la capital y el 90% en Rosario. Además, hubo picos de ocupación plena en Rafaela, Sunchales y Esperanza, por la convocatoria del TC 2000. Los turistas que eligieron Santa Fe llegaron de todo el país, pero también de Uruguay, Brasil, Chile, Ecuador, e incluso de España e Inglaterra. La estadía promedio en la provincia fue de 2,5 días y el gasto promedió los $6.500 diarios por turista. Rosario fue muy visitada por quienes priorizaron las propuestas lúdicas y recreativas para los niños. Allí pudieron encontrar el tríptico de la infancia, el Complejo Astronómico Municipal y el acuario del río Paraná. También hubo una agenda cultural interminable con música, juegos, baile, magia, en los seis distritos de la ciudad y en las peatonales se disfrutó a pleno con el “El circo de la calle y la alegría” con áreas de juegos, talleres, animaciones, espectáculos intermitentes, escenarios mágicos y ferias.

Provincia de Buenos Aires: arribaron casi 790 mil turistas con pernocte durante las vacaciones de julio. En la costa argentina se destacaron Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell, y las ciudades del Partido de la Costa. Sólo a Villa Gesell se estima que ingresaron 70 mil visitantes, entre turistas y excursionistas durante julio. Mar del Plata, como siempre, se destacó por su oferta artística y recreativa, para todas las edades. En el interior de la provincia, los niveles de ocupación en la semana llegaron a 90% en Tandil, 80% en Sierra de la Ventana y 78% en Tigre, alcanzando escalas casi plenas los fines de semana. Otros destinos bonaerenses que se destacaron fueron: La Plata, Baradero, Carmen de Patagones, San Miguel del Monte, Chascomús, Lobos, San Pedro y San Antonio de Areco. Todas las ciudades de la provincia organizaron sus festejos y eventos, con una amplia agenda de actividades, para atraer a las familias, tanto a quedarse a pernocatar como a pasar el día.

Ciudad de Buenos Aires: casi 500 mil turistas nacionales e internacionales arribaron a la Capital en las vacaciones de invierno, a los que hay que sumarles miles de excursionistas que llegaron sobre todo del Gran Buenos Aires y el interior de la provincia. La ocupación hotelera promedió el 65% en la temporada y la Ciudad ofreció 650 propuestas gratuitas para la familia en museos, bibliotecas, centros culturales, terrazas, plazas, parques y diferentes salas. CABA ofreció descuentos para más de 150 actividades en diferentes plataformas, para acceder a visitas guiadas, propuestas gastronómicas, parques temáticos, pistas de hielo, espacios lúdicos, teatros, cines, y shows artísticos para todas las edades. Entre algunas citas destacadas, estuvieron el Baficito, la sección infantil del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente más importante de la región que se realizó en el Teatro San Martín; y obras como el musical El parador II; o la orquesta dirigida por Mariano Frumento, dedicada a interpretar la banda sonora de grandes títulos de videojuegos, entre muchísimas otras.

Catamarca. Con unos 90 mil turistas que recorrieron el distrito, y otros tantos excursionistas, los principales destinos turísticos trabajaron muy bien todas las vacaciones, registrando muchos de ellos picos de 100% de ocupación los fines de semana. Andalgalá, Antofagasta de la Sierra, Belén, Las Juntas, El Rodeo, Fiambalá, Paclín, Santa María, Santa Rosa y Tinogasta, fueron polos muy concurridos. A los atractivos naturales y culturales estables de cada ciudad, se sumaron propuestas de turismo aventura y turismo activo como rappel, tirolesa, senderismo, trekking, cabalgatas y paseos en kayak. La estadía promedio fue de 4 noches.

Córdoba: fueron unas muy buenas vacaciones para la provincia, con el regreso del turismo internacional, de excursiones de estudiantes y familias numerosas. Con un clima amigable, turistas y excursionistas disfrutaron de su gastronomía, paisajes, y propuestas múltiples. Valle de Calamuchita, Córdoba capital, Valle de Punilla, Villa Carlos Paz, La Falda o Cosquín, estuvieron entre los puntos más elegidos. El gasto diario fue bastante dispar según ciudad, pero promedió los $5.250 por visitante y se estima que 485 mil personas pernoctaron al menos una noche. En Carlos Paz el promedio de ocupación fue 95% los fines de semana, con muchos turistas de CABA, Santa Fe y Provincia de Buenos Aires. La Docta recibió a sus visitantes con decenas de obras teatrales, shows musicales, el Campeonato Argentino de Powerlifting, el Congreso Internacional de Danza Clásica y Contemporánea CIDANZA 2022, el Campeonato Provincial de Enduro, el Festival de Jineteada y Destreza Gaucha y la Convención de Animé y Gaming “Death Parade”. En Villa General Belgrano y Santa Rosa de Calamuchita el hospedaje promedió el 96% los fines de semana, y los visitantes pudieron disfrutar de la 38° edición de la tradicional Fiesta del Chocolate Alpino, y la 21° edición de “Sabores Serranos” con gastronomía y folclore.

Chaco. Con el eje puesto en la Bienal Internacional, una cita de alto reconocimiento, la provincia recibió más de 100 mil turistas en este receso de invierno. Llegaron grandes escultores de todo el mundo, que hicieron trabajos en escena, a cielo abierto y en público, esculpiendo piezas con destino a las veredas de Resistencia. Este encuentro se realiza cada dos años, es el mayor acontecimiento mundial en esa modalidad, y cada edición toma más notoriedad. En Resistencia, la sede que fue reconocida como la ciudad de las esculturas, con más de 650 obras en sus calles, la ocupación hotelera fue casi plena durante la bienal y promedió el 85% en todas las vacaciones. El movimiento fue muy bueno, alentado además por las buenas condiciones del tiempo y la oferta de turismo rural, de naturaleza y el turismo de salud. Hubo además muchas visitas internacionales, que llegaron de países vecinos, aprovechando los precios convenientes en dólares para vacacionar.

Chubut. El turismo en estas vacaciones creció 25% frente a 2021. La ocupación promedio en la región presentó picos de 90%, un porcentaje muy superior incluso al mismo período de 2019, antes de la pandemia. La provincia comenzó a recibir visitantes desde el 9 de julio. Desde entonces se colmaron paseos como el avistaje de ballenas, excursiones terrestres a la Península Valdés y al valle inferior del Rio Chubut, visitas al Parque Nacional Los Alerces y al Parque Pumalín. Puerto Madrin, Esquel, Península de Valdés, Trelew, y Lago Puelo, fueron las localidades más visitadas. En Puerto Madryn, la Secretaría de Turismo destacó que por la cantidad de visitantes que arribaron, fue el receso invernal más alto de los últimos 10 años. La ocupación en toda la temporada promedió el 81%, con picos de 95%, y un gran flujo de turistas provenientes de la provincia de Buenos Aires y CABA. Según las estadísticas, no solo la ocupación fue superior a la temporada anterior, sino que también hubo un 51% más de afluencia turística a la ciudad. La estadía promedio del visitante fue de 4,5 noches.

Corrientes. Tuvo una buena temporada turística estas vacaciones, con niveles de ocupación que promediaron el 80% y una permanencia media de 4 noches. Si bien los Esteros del Iberá continuaron siendo los protagonistas, toda la provincia fue muy concurrida por familias y turistas que arribaron de países limítrofes como Paraguay y Brasil. Itatí, Bella Vista, Corrientes capital, estuvieron entre las más concurridas. Bella Vista ofreció una competencia de trail run que recorrió un lugar ícono de la tierra de la naranja como es el Yacimiento Fosilífero Toropí.

Entre Ríos. Desde principio de julio los destinos turísticos entrerrianos comenzaron a colmarse. Los complejos termales trabajaron a pleno, con los alojamientos ocupados al 100% en la mayoría de ellos. En Villa Elisa la ocupación promedió el 95%, con las termas como principal atractivo. Los destinos con mayor capacidad de camas disponibles como Colón, Federación y Gualeguaychú vivieron fines de semana prácticamente sin cupos disponibles. El gasto diario por turista fue de $5.800. Además de los complejos termales con sus diferentes opciones de divertimento y relax, quienes eligieron vacacionar en la provincia disfrutaron la naturaleza, el turismo rural, actividades al aire libre, recorrieron ferias gastronómicas, fiestas populares y paseos de artesanos en pueblos y ciudades, y aprovecharon una amplia oferta de actividades culturales, atractivos históricos, recorridas náuticas, salidas de pesca o visita a viñedos. También fueron muy buscadas las propuestas menos convencionales como el Museo del Ovni, Astroturismo, visita a la Represa de Salto Grande o el Museo del Carnaval en Gualeguaychú. Otras ciudades concurridas fueron Federación, Concepción del Uruguay, Victoria y Paraná.

Formosa. Rodeada por los ríos Bermejo, Paraguay y Pilcomayo, más de 100 mil turistas arribaron a la provincia en las vacaciones de julio. Se sumaron a ellos miles de excursionistas, con fuerte presencia de visitantes de Paraguay que aprovecharon la oportunidad cambiaria. Los lugares más visitados fueron el bañado La Estrella, el Parque Nacional Río Pilcomayo, la Reserva Natural Formosa y los campings en El Colorado. Pero la villa turística que más atrajo fue Herradura, tanto por sus bellezas como por su proximidad, ya que se encuentra a sólo 40 km de la capital provincial. Fue un lugar de relax para los visitantes que buscaron estar en contacto con la naturaleza. La ocupación promedió el 90% los fines de semana.

Jujuy. Miles de turistas llegaron a lo largo de julio a recorrer sus pueblos, cerros, salares, la selva de Yungas, La Puna y principalmente la Quebrada de Humahuaca. La ocupación arrancó promediando el 90% en la primera quincena, con 118.140 turistas que ingresaron a la provincia, una estadía media de 2,38 noches y un impacto económico de $1.700 millones, según datos del Observatorio turístico del ministerio de Cultura y Turismo de la provincia. La ocupación subió a 97% en la segunda quincena, según el organismo. Sobre ese dato, se puede anticipar que las vacaciones habrían dejado 245 mil turistas e ingresos por unos $3.700 millones. La ocupación promedio en la Quebrada y Valles fue de 99%, mientras que en la región de Yungas promedió el 91% y en La Puna el 83%. Unos 50 vuelos semanales llevaron turistas de todos los puntos del país. Entre los recorridos más buscados, este invierno sobresalió la serranía del Hornocal, a 25 kilómetros de Humahuaca y llamada también el cerro de los 14 colores; y las termas del río Jordán, destacada por sus aguas turquesa y temperaturas de entre 20° y los 30°. El gasto promedio diario fue de $6.046. Purmamarca, Humahuaca, Tilcara, Maimará y Tumbaya fueron muy concurridas.

La Pampa. Las vacaciones estuvieron bien, con mucho turismo regional y familiar. El promedio de ocupación rondó el 60%, el gasto promedio diario fue de $4500 por turista, y la estadía promedió las 2,2 noches. En la Reserva Provincial Parque Luro, la ocupación en cabañas y las reservas en restaurantes fue muy buena. Otro lugar visitado fue el Parque Nacional Lihue Calel. Se movió muy bien el viajero de paso, que pernoctó un día en la zona y siguió hacia los centros invernales como Bariloche o San Martín de Los Andes. En Santa Rosa, la ciudad más concurrida, se armó una amplia agenda para la familia, que disfrutaron tanto los lugareños como los visitantes.

La Rioja. Con un gasto promedio diario que rondó los $5.500, unos 80 mil turistas pasaron por la provincia en las vacaciones de invierno. Lo más visitado fue Villa Unión, Los Llanos, Chilecito, Arauco, y la ciudad capital, con niveles de ocupación que promediaron el 80% de jueves a domingo. La estadía promedio fue de 2,5 días, con mucho turista de paso, haciendo escala y siguiendo viaje. Entre los lugares más elegidos para visitar estuvo el Cañón del Triásico, ubicado en la cuenca geológica Ischigualasto-Villa Unión, que con coloridos paisajes, atractivos geológicos y arqueológicos es similar al Talampaya pero más pequeño para recorrer y más económico para el turista. El nombre Triásico obedece a la era en que se formó, hace unos 250 millones de años. Los turistas y excursionistas que llegaron a la provincia pudieron disfrutar de los eventos preparados especialmente para la familia.

Mendoza. Con un gasto diario que promedió los $6.500, unos 460 mil turistas pasaron por la provincia en las vacaciones de invierno. Hubo mucho turismo internacional, especialmente proveniente de Chile, que aprovecharon la ventaja cambiaria para vacacionar en el país. Los lugares más convocantes fueron Las Leñas, en Malargüe, con todos sus hospedajes ocupados; San Rafael, con 90% de ocupación los fines de semana; el Valle de Uco, Potrerillos, en Luján de Cuyo, y la ciudad de Mendoza. La estadía promedio fue de 4,5 días. Según datos del Observatorio Turístico, dependiente del Ministerio de Cultura y Turismo del Gobierno de Mendoza, el gasto diario de turistas en alojamiento pago promedió los $8.300, mientras que aquellos que se alojaron en casas de familiares o amigos tuvieron un gasto de $3600 por día. Los ingresos recibidos por la provincia del turismo de julio, se estiman en $13.500 millones. Teatro, música, cine y una variada agenda en espacios públicos y privados y en los distintos departamentos, destacaron a la provincia, que se sumaron a la naturaleza, los paisajes imponentes, y la buena conectividad nacional e internacional. Circuitos como el Cañón del Atuel, río Diamante o El Sosneado, estuvieron repletos de gente,

Misiones: casi 200 mil turistas arribaron a la provincia, con una estadía promedio de 5 días y dejando ingresos directos cercanos a los $5.000 millones. Según estadísticas del Ministerio de Turismo de Misiones, el gasto promedio por visitante fue de $4.700 por día. Iguazú fue la más concurrida, no solo con la visita de familias de todo el país sino también con el regreso del turismo internacional, que volvió a decir presente, como en las épocas previas a la pandemia. Favorecidos por el tipo de cambio, los extranjeros llegaron y gastaron. Los ingresos al parque fueron estuvieron a pleno todos los días y los empresarios de la ciudad destacaron que atendieron público a toda hora, incluso hasta entrada la madrugada, con eventos y bares que desbordaban de gente. Los niveles de ocupación fueron de 95% en Iguazú, 91% Posadas, 72% San Ignacio y 81%. Los visitantes, fueron en su mayoría de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Entre Ríos, Tucumán Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile, y, en menor medida, de extranjeros. La ciudad de Posadas desarrolló una agenda de actividades para todas las edades, y los turistas que pasaron por esa ciudad permanecieron en promedio 2 noches.

Neuquén. Con un gasto promedio diario que superó los $10.000, casi 90 mil turistas ingresaron a la provincia en las vacaciones de invierno, la mayoría a disfrutar de actividades con nieve y deportes invernales. San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Caviahue, Villa Pehuenia-Moquehue, Junín de los Andes, Aluminé, Zapala y Neuquén Capital, fueron las ciudades más concurridas. Todos los destinos turísticos superaron el 70% de ocupación en la semana y llegaron a picos del 96% los fines de semana. Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Neuquén, Santa Fe y La Pampa fueron las principales procedencias de los turistas nacionales, y Chile y Brasil de los internacionales. Los cuatro destinos con centros de esquí y parques de nieve tuvieron los mayores niveles de ocupación, fueron San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Caviahue y Villa Pehuenia.

Río Negro. Con Bariloche a la cabeza y niveles de ocupación que promediaron el 95% los fines de semana, la provincia fue una de las más elegidas por los turistas que llegaron a la cordillera. Se estima que los turistas dejaron un impacto económico cercano a los $5.000 millones. Las ciudades andinas captaron la mayor cantidad de visitantes que arribaron a la provincia en el mes, destacándose el regreso de los turistas internacionales, especialmente uruguayos, aunque también brasileños, estadounidenses y europeos aprovecharon los destinos de nieve. Además de Bariloche, El Bolsón y Las Grutas recibieron una interesante afluencia de viajeros durante julio. Según datos de Aerolíneas Argentinas, los vuelos hacia Bariloche partieron con un 93% de ocupación.

Salta. Más de 160 mil turistas visitaron a la provincia estas vacaciones, superando ampliamente los niveles del año pasado (127.568 turistas en el invierno 2021). Las rutas quedaron colmadas de autos, especialmente entre viernes y domingo. Los corredores gastronómicos trabajaron a pleno, hubo días primaverales con temperaturas que superaron los 24 grados y la ocupación en fines de semana promedió el 95% en las principales ciudades turísticas de la provincia. Tartagal, San Antonio de los Cobres, Rosario de la Frontera, Chicoana, San José de los Cerrillos, Cachi, Cafayate y Salta Capital, estuvieron entre las más concurridas. Una localidad menos conocida pero que comenzó a cobrar relevancia, es Tolar Grande, que estas vacaciones se ganó el corazón de los viajeros. Turistas y excursionistas recorrieron montañas, volcanes, desiertos, cuevas, valles, selvas y subieron al Tren a las Nubes, que circula a 4220 metros de altura sobre el nivel del mar y recorre 216 kilómetros a través de túneles, viaductos y puentes.

San Juan. Con más de 400 actividades programadas en la provincia, los turistas dejaron ingresos directos cercanos a los $3.000 millones en julio. La ocupación promedió el 83%, con los niveles más elevados en Calingasta (+97%), Valle Fértil (+95%) y Gran San Juan (88%). Los turistas llegaron principalmente de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, La Pampa y Mendoza, destacándose la presencia de centenares de turistas chilenos. Entre las actividades destacadas estuvieron el popular recorrido por la Ruta del Vino y sus exquisitos sabores, las excursiones para disfrutar de las montañas nevadas en Calingasta, el atrapante paisaje de Ischigualasto, los circuitos de aventura como el ecoturismo en Zonda, Punta Negra y Barreal, la ruta del Cielo y el Paraje Difunta Correa.

San Luis. Con una estadía media de 4 días, las vacaciones finalizaron con un muy buen balance. Ayudó el clima, el regreso del turista internacional y la numerosa cantidad de propuestas y eventos que se organizaron en la provincia. La mayor parte de los turistas eligieron San Luis, fueron a Merlo, seguida por ciudad de San Luis, Potrero de Los Funes, Villa Mercedes, Carpintería, Cortaderas, El Trapiche y Juana Koslay. La procedencia de los turistas mayormente fue de provincia de Buenos Aires, con 50%, seguida por CABA, Córdoba, Mendoza y Santa Fe. Entre los puntos más visitados estuvieron: la Cascada Esmeralda en Villa Elena; la reserva de llamas Antu Ruca (casa del sol) en Inti Huasi; la excursión a la Mina de Oro de La Carolina; y los Comechingones. San Luis ofrece una amplia variedad de paisajes y propuestas que lo han posicionado en el escenario turístico nacional. Y este año se sumaron propuestas de gran nivel, como una de las fechas del Turismo Nacional en el autódromo “Carlos Bassi”, el show de la artista Lali Espósito, el partido entre River y Barracas Central por la Copa Argentina; el encuentro entre la Selección Argentina U19 de vóley femenino contra Chile; o el Torneo Nacional de Taekwondo, entre muchas otras.

Santa Cruz. Casi 90 mil turistas llegaron a la provincia, que se sumaron a otros miles de excursionistas que aprovecharon las vacaciones para visitar alguno de sus bellezas naturales y eventos propuestos. Las 15 mil plazas hoteleras de la provincia quedaron casi colmadas los fines de semana, con El Calafate como el destino de mayor permanencia y de mayor gasto promedio diario (unos $12.000 por turista).

Santiago del Estero. La provincia fue visitada por turistas de distintos puntos del país. La ocupación hotelera en la ciudad de Termas de Río Hondo rondó el 95% en los hoteles de 4 y 5 estrellas, ocupándose la mayor parte de las plazas de alojamiento de la ciudad. En la ciudad capital, la ocupación alcanzó el 90%. El gasto promedio diario rondó los $5.100 por turista en la provincia, pero con una alta disparidad entre ciudad. Es que mientras en Termas de Río Hondo rondó los $9.000, en el resto de la provincia se ubicó en $4.500, con muchos turistas alojados en casas de familiares y amigos. La gente no solo fue a disfrutar del clima cálido de Santiago del Estero y las aguas termales de Río Hondo, sino también lugares como El Parque Nacional Copó, en la región de Chaco Seco, donde los turistas se acercan a observar el hábitat de especies como el yaguareté y el oso hormiguero gigante.

Tierra del Fuego. Con el centro de ski Cerro Castor como la joya de las vacaciones, Ushuaia tuvo niveles de ocupación casi plenos los fines de semana. Los establecimientos hoteleros trabajaron a pleno. Otros atractivos muy concurridos fueron la navegación por el Canal Beagle, el Tren del fin del mundo, el Parque Nacional Tierra del Fuego, el Museo del Presidio y el Valle de Tierra Mayor. Los turistas pasearon por trineos tirados por perros, caminaron con raquetas de nieve, y conocieron la naturaleza de la zona. El gasto promedio diario por turista, teniendo en cuenta transporte, superó los $11.000 y la estadía promedió las 4,5 noches.

Tucumán: La provincia tuvo un alto movimiento turístico y las principales villas se movieron con ocupación hotelera casi plena. Los mayores niveles se detectaron en Tafí del Valle (97%), Yerba Buena (96%), Cadillal (99%), Tafí Viejo (99%), Amaicha del Valle (99%) y San Miguel de Tucumán (86%)Otros destinos concurridos fueron Faimallá, San Javier, Yungas, y Raco. La provincia preparó eventos de mucha convocatoria como fue el torneo nacional de lanchas de alta velocidad, F1 Boat, en El Cadillal donde se reunieron 10.000 personas o la Fiesta del Vino Patero en Amaicha del Valle, también muy concurrida. La novedad estas vacaciones fue la cantidad de gente que arribó desde otras provincias en tren. Fueron más de 3.500 personas, ubicando a Tucumán entre las que más elegidas para llegar con ese medio de transporte. La provincia arrancó las vacaciones con un movimiento muy importante por el festejo del 9 de julio, que reunió a las mayores autoridades de la argentina. La procedencia de los turistas que arribaron a Tucumán fue principalmente de Buenos Aires, Córdoba, Catamarca, Salta y Santa Fe y la estadía promedió las 3,5 noches.