Ventas de día del padre: bajas pero dieron alivio

0
165

Si bien el promedio nacional según CAME indica una pérdida del 44%, desde el sector PYME rosarino se mostraron aliviados.

Según CAME, las cantidades vendidas por los comercios minoristas por el Día del Padre 2020 cayeron 44,2% frente a igual fecha del año pasado. La cuarentena y la pérdida de ingresos de los hogares fueron los principales responsables del magro resultado.

“La expectativa era mayor y si bien en otro momento la pérdida del 44% de la venta hubiera sido una malísima noticia, hoy, en este contexto llegar al 55 % fue recibido como un triunfo. No obstante no es suficiente, hay muchos gastos que cubrir”, dijo Ricardo Diab presidente de la AER y detalló entre los costos difíciles de sostener “los alquileres, los servicios, los impuestos, además de los salarios”.

En términos generales Diab explicó: “La situación PYME es gravísima, la batalla para pagar los aguinaldos se perdió, cada uno tendrá que ver de qué manera acuerda con sus empleados pagarlo y, por otro lado, se comenta que el Estado reducirá la ayuda que brinda mediante el ATP. Eso es realmente preocupante”.

Datos nacionales
Los datos surgen del relevamiento realizado por CAME entre el viernes por la tarde y el sábado por la noche en 750 comercios del país. Sin embargo, se debe tener en cuenta que no se contó con dos provincias la muestra. Es porque tanto Chaco como Jujuy postergaron la celebración para el 12 de julio, debido a que se restablecieron medidas estrictas destinadas a limitar la circulación de personas y el cierre de comercios, por el aumento de contagios. Igualmente, a pesar que hay provincias que tuvieron mejores registros, sin hacer la comparación interanual, la realidad del AMBA sigue siendo muy dispar, subió la venta online pero bajó en locales físicos.

Además, predominó la austeridad por la incertidumbre de muchas personas que ven peligrar sus fuentes laborales ante la recesión económica que se atraviesa. Así, a pesar de que muchos comercios permanecieron abiertos hubo poco tránsito de gente por las calles, aunque si mayor volumen de facturación electrónica. En este último caso, aumentaron 5,8% frente a la misma fecha del año pasado.

Un común denominador en todos los rubros fue la baja variedad de productos por algunos problemas de abastecimiento, sobre todo se notó en celulares y artículos electrónicos.

El ticket promedio de venta este año se ubicó en $1400, un 40% por encima del 2019. Los consumidores no buscaron demasiado, y fueron directamente a las tiendas habituales. En algunos hubo colas para entrar por las restricciones de gente dentro de los locales.