Las medidas que tomó el gobierno para las pymes

0
174

Tras los reclamos del sector, hecho por AER junto a CAME, el gobierno nacional decretó el PROGRAMA DE ASISTENCIA DE EMERGENCIA AL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN. 

Si bien desde las entidades ven con beneplácito la determinación del Gobierno Nacional, mediante el Decreto 332/2020, se espera con urgencia los detalles de su reglamentación e implementación, teniendo en cuenta la situación apremiante que vive el sector.

El programa cuenta con los siguientes beneficios:

Postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino.

Asignación Compensatoria al Salario: asignación abonada por el Estado para todos los trabajadores y las trabajadoras en relación de dependencia del sector privado, para empresas de hasta 100 empleados.

REPRO Asistencia por la Emergencia Sanitaria: suma no contributiva respecto al Sistema Integrado Previsional Argentino abonada por el Estado para las y los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, en empleadores y empleadoras que superen los 100 trabajadores y trabajadoras.

Sistema integral de prestaciones por desempleo: las y los trabajadores que reúnan los requisitos previstos en las Leyes Nros. 24.013 y 25.371 accederán a una prestación económica por desempleo.

A su vez, los sujetos alcanzados por la normativa deben cumplir con los siguientes requisitos para acceder a los beneficios:

Participar en las actividades económicas afectadas en forma crítica en las zonas geográficas donde se desarrollan.

Cantidad relevante de trabajadores y trabajadoras contagiadas por el COVID 19 o en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar relacionadas.

Sustancial reducción en sus ventas con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

Así, los beneficiarios podrán acceder a uno de los siguientes beneficios en materia de obligaciones emanadas del sistema de seguridad social como lo es la postergación de los vencimientos para el pago de las contribuciones patronales al Sistemas Integrado Previsional Argentino y a la reducción de hasta el 95% de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino devengadas durante abril del 2020.

Este beneficio será para empleadores cuyo número total de trabajadores en relación de dependencia, al 29 de febrero de 2020, no supere la cantidad de sesenta (60). Aquellas empresas que superen este número deberán promover el procedimiento preventivo de crisis para acceder al beneficio.

En relación a ello, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispondrá de los vencimientos especiales para el pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino devengadas durante los meses de marzo y abril y las facilidades para el pago de las mismas.

Respecto a la Asignación Compensatoria al Salario se encuentra dividida según la cantidad de empleados:

– Para los empleadores de hasta 25 trabajadores: 100% del salario bruto, con un valor máximo de un Salario Mínimo Vital y Móvil vigente de 16.875 pesos.

– Para los empleadores de 26 a 60 trabajadores: 100% del salario bruto, con un valor máximo de hasta un 75% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente.

– Para los empleadores de 61 a 100 trabajadores: 100% del salario bruto, con un valor máximo de hasta un 50% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente.

Es importante aclarar que los empleadores y empleadoras que sean beneficiarios por el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción deberán acreditar ante la AFIP la nómina del personal y su afectación a las actividades alcanzadas. De esta manera, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social considerará la información y documentación remitidas por la empresa, podrá relevar datos adicionales y disponer la realización de visitas de evaluación.

Por último, en relación al Programa REPRO Asistencia por la Emergencia Sanitaria consistirá en una asignación no contributiva respecto al Sistema Integrado Previsional Argentino a trabajadoras y trabajadores a través del Programa de Recuperación Productiva. La prestación por trabajador tendrá un mínimo de PESOS SEIS MIL ($6.000) y un máximo de PESOS DIEZ MIL ($10.000).