InicioNOVEDADESEMPRESAS Y NEGOCIOSPese a la crisis del dólar, alimenticias santafesinas ganan...

Pese a la crisis del dólar, alimenticias santafesinas ganan lugar en los súpers de Brasil a fuerza de calidad

Las estrategias de La Cumbre, Quebracho, Cabañas Las Lilas, Tregar, Pampa Cheese, Inalpa, Molinos Benvenuto y Cabañas Nat, que participaron en Curitiba de la principal feria de supermercados del sur de Brasil invitados por Came.

“A la hora de vender harina estamos muy justos con el tipo de cambio, salvo cuando se trata de productos de valor agregado”, sostiene Isabel Benvenuto, gerente general de Molinos Benvenuto.

 “En el mano a mano con el choclo en lata la competencia de precios está muy difícil, pero nos convertimos en competitivos cuando la comparación es contra el portafolio de nuestros 16 productos enlatados”, dice Alejandra Porrini, gerente de comercio exterior de Inalpa.

“El tipo de cambio está muy retrasado y no favorece la exportación, pero nosotros buscamos ganar espacio por la competitividad de la empresa. Corremos con desventajas por cuestiones inflacionarias, los variaciones de costos, pero la decisión política de la empresa es apostar a la exportación, lo venimos haciendo desde hace 40 años”, relata Paulo Lanza, referente de comercio exterior de La Cumbre.

“Hoy estamos mal parados en precio. Con otro tipo de cambio sería mejor porque el atraso es importante en términos de costos, porque los insumos de la industria están dolarizados”, cuenta Rodrigo Gonnet, encargado de comercio exterior de la láctea Gonnet.

“Hoy sería negocio exportar si el sorgo entrara como economía regional para el dólar agro, está en el listado inicial pero no en la reglamentación. Si eso sale dejaríamos de estar caros, cambiaría todo”, relata Fabio Porta, de Cabañas Nat.

Los ejecutivos de las empresas participaron esta semana de la misión de 50 alimenticias argentinas de 10 provincias (entre ellas 14 santafesinas) a Curitiba para participar de Expo Apras, la principal feria de supermercadistas del sur brasilero.

Una viaje de negocios que organizó y financió la Confederación de la Mediana Empresa (Came), con ayuda de Santa Fe Global para las firmas provinciales que asistieron. Came montó un stand de más de 300 m2 y además organizó recorridas por supermercados y rondas de negocios para los expositores argentinos. Y Rosario3 viajó a Brasil para cubrir la expo realizada en un enorme predio en las afueras de Curitba.

Came -que tiene como presidente a Alfredo González (de Chaco)- detectó la posibilidad certera que tienen las pymes alimenticias del interior de hacer pie en el sur de Brasil, con todo lo que eso significa para la salud de las empresas ante un mercado interno argentino que día a día baja el ritmo del consumo.

“El sur de Brasil es el mercado que potencialmente calza mejor con las alimenticias del interior porque a diferencia de San Pablo o Río se maneja un volumen posible de abastecer, pero además por idiosincrasia de consumo y accesibilidad logística”, sostiene Ricardo Diab, secretario de Came, y mentor de la avanzada de la entidad –tradicionalmente volcada al mercado interno- a animarse a cruzar la frontera.

Pero frente a tanta la potencialidad aparece el retraso cambiario. Es que cobrar una venta al exterior a $220 con una brecha que oscila el 100% con el dólar blue no sólo hace muy difícil a las empresas hacer frente a los costos sino que también le resta margen de maniobra comercial para vender.

No en vano, todos los empresarios consultados hicieron referencia a que la avanzada a Brasil no estaba pensada como un gran negocio para la actualidad, sino como parte de una estrategia de diversificación, de fidelización de clientes o posicionamiento de cara al futuro. Y la principal receta a la que apuntan para

 Durante su estadía en Brasil, los ejecutivos no sólo tuvieron que hacer malabares en las negociaciones por el retraso cambiario. Tampoco sabían a cuánto va a cotizar el dólar al otro día, si sus productos entraban en la lista de los beneficiados del dólar a $300, si Sergio Massa iba a seguir siendo ministro de Economía, o cómo los afectaban las medidas que aparecían, como la que sacó el Banco Central el viernes trabando aún más las compras de divisas en bancos. Una locura. Es más, ya ni de concretar una venta se trata: ¿Cómo haces para cotizar un producto cuando directamente no hay precios de referencia?

Para Jefferson Nogaroli, titular de una cadena top 20 de supermercados de Brasil, el sur del socio del Mercosur (“que equivale en cantidad de gente media argentina”) es un mercado muy a mano para las alimenticias argentinas. “Pero además de que hay mercado, hay demanda porque el producto marca argentina es tomada por el consumidor como Premium; con calidad reconocida. Además, para un supermercado del sur de Brasil es más fácil importar de Argentina que traer productos del norte de nuestro país”, destaca.

“El mayor problema que tiene el exportador argentino es el tipo de cambio. El valor del peso está muy débil frente al dólar. El dólar oficial es la mitad del precio que tiene en el mercado paralelo. No es productivo para el exportador todo el esfuerzo que debe hacer para recibir un dólar a $220”, agrega Nogarolli. Para el brasilero, un precio atractivo para un exportador argentino sería un tipo de cambio a $280/$300.

Tregar

“Tregar es una exportadora láctea, de hecho venimos de colocar un primer contendor en Vietnam, luego de una feria a la que asistimos el año pasado. Y en Brasil ya tenemos presencia en San Pablo, Río, Santa Catalina y al nordeste<<, pero lo que queremos explorar el estado de Paraná”, cuenta Rodrigo Gonnet, referente de comercio exterior de la firma con planta en Gobernador Crespo.

Rodrigo Gonnet, de Tregar
Rodrigo Gonnet, de Tregar.

“Brasil es un gran país y cada zona tiene sus particularidades. Por eso queremos conocer la dinámica de este mercado porque las formas de hacer negocios son distintas”, agrega y dice que le interesa el sur, entre otras razones, por la proximidad logística.

El queso muzzarella es el principal producto que importa Brasil y también un punto fuerte de exportación de Tregar. “El mercado tiene un potencial enorme y lo bueno es que no tienen tapujos para importar y, obviamente, la competencia es alta, y tienen la ventaja de vender en reales y cobrar a plazo aquí, mientras que nosotros no tenemos esa posibilidad financiera, pero compensamos al competir en términos de calidad. El tema precio es lo que más no cuesta, más ahora que estamos en una situación compleja”.

“Hoy estamos mal parados en precio. Con otro tipo de cambio sería mejor porque el atraso es importante en términos de costos, porque los insumos de la industria están dolarizados. Pero además tenemos un 4.5% de derecho de exportación. Es la primer compra y traba y nos deja en desventaja frente a Uruguay, cuyas lácteas no lo tienen que abonar”, se lamentó

Inalpa

Inalpa exporta a Uruguay, adonde trabajan con 8 clientes que tienen 12 marcas, a Cuba y Panamá. Pero la gran apuesta es Brasil. El objetivo es de importadores directos que quieran productos con su marca (tiene  un amplio portafolio de enlatados) pero también están interesados en crecer en el negocio de fabricar para otras marcas, que en Argentina le marcha con éxito.

Alejandra Porrini, de Inalpa
Alejandra Porrini, de Inalpa.

“Somos especialistas en marcas blancas de los clientes, Porrini”, gerente de comercio exterior de Inalpa. Según contó la ejecutiva, la relación comercial que se busca es de largo plazo. “ Con nuestro clientes tenemos un programa a largo plazo, y eso nos interesa establecer con Brasil. Es un mercado tan grande que nos ayuda a tener volumen y contar con mejores condiciones”, resaltó.

La Cumbre

“En las rondas de negocios pudimos evaluar el potencial de los productos. Por ejemplo vimos que nuestras tortas de coco, limón y con chips de chocolate no tiene competencia local, con el resto de los productos sabemos que sí la tenemos pero vamos a trabajar para desarrollarnos en el mercado”, señala Paulo Lanza, referente del área de comercio exterior de Establecimientos La Cumbre.

Paulo Lanza, de la Cumbre
Paulo Lanza, de la Cumbre.

El mercado le interesa mucho a la empresa rosarina porque es un gran consumidor de estos productos y reconoce que la panificación argentina es destacada. La Cumbre llevó a Expo Apras 2023 nuevos productos como sus novedosos minibudines, una línea pensada especialmente para el mercado escolar. “La recepción de los alimentos argentinos es buena, es muy respetada la calidad de la harina de trigo y todo lo que tiene dulce de leche es imbatible”, sostiene.

 “Este año queremos ingresar en nuevos mercados, estamos negociando con potenciales clientes de forma de regresar a esa época dorada en la que la empresa tenía tantas exportaciones. Estamos trabajando sobre Brasil, participamos en misiones comerciales en México, Perú y estamos desarrollando Estados Unidos y Canadá”, completó.

Gin Quebracho

La cerveza Psicoltella nació hace 7 años, mientras que el gin Quebracho se sumó al proyecto hace 2 años, y previó a la pandemia comercializaba 25 mil litros de cerveza principalmente en el norte de la provincia. La firma, con planta en Avellaneda (cerveza) y Villa Ocampo (Gin) llega en barriles, latas y botellas a los bares y restaurantes pero van por la internacionalización de la empresa, arrancando por Brasil y Uruguay. Y para hacerle frente, compraron una embotelladora automática y una pasteurizadora.

Paqui López Candioti, gerente comercial de Quebracho.
Paqui López Candioti, gerente comercial de Quebracho.

“Aunque el mercado de la cerveza artesanal es muy competitivo en Brasil encontramos interesantes posibilidades para el gin”, dice Paqui López Candioti, gerente comercial. “Vinimos a conocer un poco el mercado, nunca exportamos. Queríamos ver que ofrecía el mercado brasilero, creemos que es un poco más simple con gin ya que no está tan desarrollado en botella”, contó. Y es que el gin al no ser considerado un commoditie pueden comenzar a colocar algo de volumen. . En general la industria argentina está bien vista por su calidad”, agrega.

Molinos Benvenuto

“Nosotros somos abastecedores de harina de trigo a la industria. Hacemos envases de 25 u 50 kilos. Desde 2009 y hasta 2012 exportamos unas 3 mil toneladas por mes a Brasil, después el negocio fue cambiando por los avatares de la economía y se hizo más difícil exportar y más conveniente vender en el mercado interno”, cuenta Isabel Benvenuto, del molino con planta en Roldán.

Isabel Benvenuto, de Molinos Benvenuto.
Isabel Benvenuto, de Molinos Benvenuto.

“En precios estamos justito”, subrayó. “Pero tenemos la ventaja de que la harina argentina está muy bien catalogada por la calidad ya que nuestro trigo es mejor”, agrega. Y además de hacer foco en la calidad para competir, también apuestan al valor agregado ya que ahí sí el precio mejora. Y la apuesta está en las bolsas de lanzaron bolsas de 1 kilo para el canal de supermercados y mayoristas que lanzaron el año pasado en Argentina.

“Mi molino puede producir por mes 7 mil toneladas y estamos produciendo entre 2.500 y 3.000. Todos los molinos están en la misma situación. Nuestra capacidad de respuesta es inmediata a la demanda internacional pero el costo del flete marítimo no nos está permitiendo ir fuera de las fronteras de nuestro país”, cuenta. Y es que el sector tiene la capacidad de abastecer al mundo entero, ya que la capacidad de la molinería está ociosa en un 50%.

Pampa Cheese

“Venimos a fidelizar clientes, pero también a tratar de explorar mercados del sur brasilero”, sostiene Santiago Aguirre, director Comercial de Pampa Cheese. La firma tiene planta en Progreso, se especializa en mozzarella, prato y chedar y exporta el 50% de su producción, la mitad a Brasil.

Santiago Aguirre, director Comercial de Pampa Cheese.
Santiago Aguirre, director Comercial de Pampa Cheese.

“Nuestro producto estrella es la mozzarella. La demanda y el consumo de quesos que hay en Brasil mucho más grande de la producción que tienen y somos sus proveedores naturales”, agregó. “Producimos una leche de altísima calidad que acá no la tienen y por eso el brasilero valora mucho nuestra producción”, señaló. Y luego aclaró: “En Brasil pasa algo que no pasa en el resto del mundo, sólo se mira a sí mismo; es un mundo aparte, si necesita producto sale a comprar independientemente del precio y sólo los clientes fieles permanecen comprando en el momento que la demanda baja”

Cabañas Las Lilas

 “Actualmente estamos exportando carne más que nada en la región de San Pablo pero ahora estamos interesados, nuestras hamburguesas son competitivas, a nivel sensorial compiten en hamburguesas premium”, cuenta Alejandro Spataro, gerente de marketing y comercio exterior de Swift.

Alejandro Spataro y Leandro Morales, de Swift
Alejandro Spataro y Leandro Morales, de Swift.

El frigorífico con planta en Villa Gobernador Gálvez exporta sus hamburguesas marca Cabañas Las Lilas a Chile, Cuba, Ecuador, Uruguay y Paraguay. Además, desarrollando otro segmento económico y accesible para para comedores, restaurantes y full services. “La idea es sumar volumen con el segmento económico y así reducir costos de exportación”, agregó Leandro Morales, encargado de exportaciones industriales.

Cabañas Nat

“Elaboramos premezclas libre de gluten con nuestra marca 123 listo! a partir de la harina integral de sorgo blanco que sembramos nosotros mismos”, señala Porta, de Cabañas Nat.

Los Porta, de Cabañas Nat.
Los Porta, de Cabañas Nat-

“Ahora estamos evolucionando a productos terminados. Son milanesa de carne vacuna, cerdo y pollo super congeladas y la apuesta a Brasil, que se suma a la que hacemos en Chile y Paraguay, es con perspectivas de futuro  porque el mercado de alimentos preparados sin gluten está en franco crecimiento, impulsado principalmente por la creciente conciencia sobre la enfermedad celíaca”, agrega.

Allí el empresario confirmó que lo que era un producto de nicho ya se ha vuelto masivo ya que los rebosados sin gluten y las milanesas de carne, pollo y cerdo súper congeladas que comercializan despertaron gran interés entre los asistentes a la expo.

Fuente: Rosario3.com

- Advertisement -

Rosario
llovizna
19.6 ° C
20 °
18.9 °
80 %
4.1kmh
100 %
dom
20 °
lun
19 °
mar
23 °
mié
25 °
jue
18 °