Mejora la industria pyme: creció 47% anual en mayo, pero sigue 4,3% debajo del mismo mes de 2019

0
249

La producción de las pymes industriales continuó mostrando señales de recuperación en mayo, pero con grandes diferencias entre empresas. Si bien estadísticamente se crece, ya que comparada con 2020 la actividad registra un repunte importante especialmente en aquellos sectores que más cayeron el año pasado, 6 de cada 10 industriales señalan que la situación de su firma todavía es regular o mala. Comparando su situación actual con mayo 2019, antes de la pandemia, 49% señaló que es peor, un reflejo del trayecto que resta recorrer para normalizar el sector productivo.

Así surge del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP), elaborado mensualmente por CAME. Comparando la producción industrial pyme de mayo 2021, los resultados son:

  1. Frente a abril 2021, creció 11,1%, con las mayores tasas de variación mensual en Minerales no metálicos (+43,4%) y Calzado y marroquinería (+52,1%).
  2. Frente a mayo de 2020, la producción creció 47%, con las mayores tasas de variación anual en Material de transporte (+100,1%) y Productos metálicos, maquinaria y equipo (+95,1%). Papel y cartón fue el que menos creció (+14,9%).
  3. Frente a mayo de 2019, la producción cayó 4,3%, con tres sectores que ya recuperaron los niveles prepandemia y ocho que aún no.
  4. En los primeros 5 meses del año, la industria pyme acumula un alza de 20,2% frente a iguales meses de 2020 y una baja de 8,1% frente enero-mayo de 2019.

En mayo 2020, la producción de ese sector había caído 34,9% anual, con lo cual era esperable una recuperación fuerte en las tasas de variaciones del mes.

Aunque con tasas de crecimiento más suaves, en los próximos tres meses la industria pyme debería continuar rebotando fuerte y cerrando su brecha con 2019, incluso a pesar de las nuevas medidas de aislamiento.

Dos factores que traccionaron al sector industrial pyme en mayo fueron: 1) el crecimiento de las exportaciones industriales (+85,3% anual), especialmente a Brasil, que es el principal mercado de las pequeñas y medianas empresas y los envíos de manufacturas industriales crecieron 169,8% anual ese mes; y b) la demanda de insumos de la construcción, donde a las ventas asociadas a pequeñas refacciones y ampliaciones se sumó la recuperación de la obra pública y de la obra privada de mayor magnitud.

Evolución de la actividad industrial pyme
(Variación interanual y nivel con estacionalidad 2008=100)

Como era de esperar, todos los rubros relevados crecieron en la comparación anual. Material de Transporte, con un incremento de 100,1% anual, había sido uno de los que registraron mayores caídas anual en mayo 2020 (-52,5%). En el sector pyme se notó especialmente un buen ritmo de producción en remolques, semirremolques, tolvas y autopartes para motos, con alta predominancia de unidades destinadas al mercado interno. De todos modos, la producción de mayo 2021 se mantuvo por debajo de mayo 2019 (-5,0%).

Papel, cartón, edición e impresión fue la rama manufacturera que menos creció: +14,9% anual, que también se explica porque fue de los sectores que menos cayó en mayo 2020 (-17,3%), lo que muestra la incidencia de las bases de comparación en la tasa de evolución de cada sector. Dentro de este sector, se destacan con mucha mejor performance la industria de papel y cartón, especialmente aquella vinculada a los sectores industriales, y no así a los sectores comerciales (bolsas, por ejemplo). En edición e impresión se siente la migración hacia la virtualidad y la tendencia a prescindir cada vez más del papel. Comparado con 2019, el sector produjo en mayo 5% menos.

En Indumentaria y textil la producción creció 78,1% anual en mayo, pero bajó 12% comparado con mayo 2019 (el 2019 fue, además, un mal año para esa actividad). Este sector se recupera de las fuertes caídas del año pasado, cuando la venta estuvo prácticamente paralizada durante varios meses (-50,6% anual cayó en mayo 2020). El mes pasado incidió positivamente la demanda de ropa de trabajo, escolar, del sector salud y de temporada de invierno con la cercanía del frío. Pero la recuperación es lenta porque es una industria muy orientada al mercado interno y dependiente del poder adquisitivo, que no logra recuperarse. La menor frecuencia de reuniones sociales y laborales también frenan al sector, al igual que la proliferación de pequeños talleres informales. En cambio, viene ayudando a esta industria el menor ingreso de ropa importada. Varias empresas consultadas manifestaron que están intentando exportar a Uruguay, Paraguay y Bolivia, pero sin éxito por las subas de costos internos. “Quisimos exportar a Paraguay y no pudimos concretar operaciones porque no somos competitivos”dijo un empresario textil de Ciudadela, que además advirtió preocupación porque “hay clientes que nos están cancelando pedidos”.

Evolución de la actividad industrial pyme
Variación %

Más allá de los números, muchos industriales pyme consultados aclararon que el crecimiento que tienen no refleja la situación real de la empresa, que atraviesa momentos de incertidumbre, complicaciones financieras y falta de rentabilidad. Es que, si bien el 42,9% de las industrias dijo haber tenido rentabilidad positiva en mayo, otro 57,1% tuvo rentabilidad nula (38,5%) o negativa (18,6%).

Otro problema marcado son los precios de reposición: “La incertidumbre es total, vendemos a un precio y a los pocos días queremos reponer insumos y no hay, o subieron 15%, 20%, entonces cuando vendemos no sabemos si vamos a ganar o perder”, dijo el dueño de una empresa de conserva de frutas de Mendoza.

En mayo la industria pyme operó con un 67,1% de su capacidad instalada, casi 20 puntos por encima de mayo 2020, y 9 puntos mayor a mayo 2019. En el aumento frente a 2019 en el uso de las instalaciones incide que, frente a las dificultades financieras, algunas industrias vendieron parte de su capital de producción. Eso queda de alguna manera reflejado en la proporción relativamente elevada de empresarios que manifestó tener planificado realizar inversiones en los próximos 6 meses (26,3%), aunque en algunos casos muy ligados a la posibilidad de obtener financiamiento. Hay sectores donde las entregas se están pautando con varios meses de retraso.

Entre algunos casos de inversiones previstas, se encuentra una fábrica de electrodomésticos de la zona oeste del GBA cuyo titular afirmó que viene realizando importantes inversiones en capital de trabajo, como adquisición de un horno de secado, robots industriales, máquinas dobladoras, y están entre sus planes las mejoras en la infraestructura y un incremento en la capacidad de producción.

Evolución del uso de la capacidad instalada en la industria pyme
En %

Notas metodológicas

El IPIP es un indicador de coyuntura que mide mensualmente la evolución de la industria pyme. Para su cálculo se toman como variables: la producción en unidades físicas y las ventas a precios corrientes deflactadas por el Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM).

Fecha de relevamiento: martes 1 al jueves 24 de junio.

Unidad de relevamiento: industrias pyme que desarrollan su actividad dentro del país y producen bienes seleccionados como más representativos de la industria pyme.

Cobertura: nacional

Muestreo: panel no probabilístico.

Forma de recolección de la información: encuesta digital vía formulario virtual. Un equipo de 30 encuestadores, los envían a las empresas de su ciudad y/o se contactan con ellos ya sea por WhatsApp, teléfono o vía presencial. A su vez, un equipo de 6 supervisores desde CAME controlan la calidad de la información recolectada y coordinan el equipo de encuestadores.

Muestra: 300 industrias pymes de 11 rubros en las ciudades capitales o principales de 21 provincias.

Medida: la construcción de los índices en mayo 2021 se realizó considerando tres magnitudes informadas por las empresas. Estas son las variaciones mensuales en las ventas corrientes, las variaciones interanuales en las ventas corrientes, y las variaciones en cantidades.

Las empresas relevadas han sido seleccionadas en función de tres variables:

          1. Tipo de producto elaborado por la empresa: se determinaron productos que reflejen de manera más fehaciente el nivel de actividad del sector, ya sea en forma directa como indicador representativo de la producción, o en forma indirecta por constituir el insumo principal de otro sector.

          2. Localización geográfica de la empresa: se seleccionaron empresas localizadas en regiones con predominancia en la producción de los productos pre-seleccionados.

          3. Calidad de la información: se relevan empresas donde pudo comprobarse la calidad y precisión de los datos aportados.

Consideraciones Particulares

El IPIP está dividido en 11 sub ramas industriales. Para determinar el valor del IPIP se elaboran números índices de cada una de esas ramas y del nivel general que reflejan la evolución de la producción industrial. El periodo base de la serie se estableció en 2008.

En la siguiente tabla se pueden ver los deflactores del IPIM para cada rubro utilizados:

Fuente: CAME.